Spotify se enfrenta a una demanda de 150 millones de dólares

Parece ser que al final Spotify va a tener problemas y esos problemas no van a venir como parecía en un principio de los artistas de relieve, sino que lo va a hacer de artistas sin aparente nombre. Spotify lleva años luchando por intentar que todos los artistas estén a disposición de la plataforma. En los últimos meses los artistas han estado quejándose por no recibir la compensación que ellos creen merecer, son famosos los casos de Taylor Swift, Coldplay, Jason Aldean o Adele, pero ahora parece que los problemas son mayores, ya que se ha presentado una demanda solicitando a la plataforma la nada despreciable cifra de 150 millones de dólares, al parecer por utilizar música sin tener licencia.

La demanda la encabeza David Lowery y está hecha en representación de más de 100 artistas que reclaman precisamente a la plataforma esos 150 millones, por distribuir ilegalmente contenidos protegidos bajo derechos de autor y ponerlos a disposición de los más de 75 millones de usuarios que hay en la plataforma. Uno de los grandes problemas que tienen estas plataformas son las bases de datos que manejan y por no estar correctamente configuradas, Spotify no ha sido capaz de identificar a los propietarios de los contenidos y no ha podido hacer el pago a ciertos artistas.

Lowery, que es quien se ha presentado como cabeza visible de la demanda colectiva, dice que la plataforma sueca utilizó sin permiso cuatro canciones de Camper Van Beethoven y Cracker. Spotify nunca se ha negado a pagar los raoyalties, simplemente tiene a veces mucha dificultad en acertar quién es el titular de los derechos de autor, pero también es cierto, que sin tener claro a quién pagar no la medida de poner el contenido a disposición tiene un riesgo. Spotify ha destinado entre 17 y 25 millones de dólares para compensar de momento estos derechos no pagados.

La plataforma ha declarado, Tenemos el compromiso de pagar a los compositores y editores cada dólar. Desafortunadamente, especialmente en los EE.UU, los datos necesarios para confirmar los titulares de los derechos de autor suelen estar perdidos, erróneos o incompletos

Otras demandas podrían estar en camino y el problema es si una de ellas prospera y es millonaria. Hoy en día el streaminng es el presente de la música, veremos en qué queda.

Be the first to comment

Leave a Reply