Please don’t go- KC & The Sunshine Band (1979)

Un 5 de enero de 1980 llegaba al #1 de las listas americanas de singles Please don’t go de KC & The Sunshine Band. La canción solo estuvo una semana en lo más alto, sin embargo es una de las canciones favoritas no solo del grupo, sino de toda la década de los 80. La canción fue el primer #1 en los 80 en los Estados Unidos y supuso el quinto y último #1 del grupo en los Estados Unidos. La canción se había lanzado curiosamente un 12 de julio de 1979, y esa fecha es el día del famoso Disco demolition night de Chicago. Ese día más de 50.000 fans se citaron en el Comiskey Park para destruir todo lo que tuviera que ver con la música disco.

Curioso, KC & The Sunshine Band, un grupo de música disco, lanza una balada, el día que se destruyen miles y miles de discos del sonido disco. Hubo un punto en 1979, que la música disco lo dominaba todo, cualquier artista que quisiera triunfar, tenía que hacer música disco o coquetear con la música disco. Artistas como Barbra Streisand, Barry Manilow, The Rolling Stones, etc, lo hicieron, para luchar contra los Bee Gees, Donna Summer, Gloria Gaynor o KC & The Sunshine Band.

La música disco se había posicionado desde principios de los 70 y le fue ganando terreno al rock de tal manera que cuando en febrero de 1979 la música disco arrasó en los Grammy, se creyó ver como la música disco se comía al rock y para algunos fue demasiado. Fiebre del Sábado Noche y John Travolta fueron odiados por mucha gente, ejemplarizaban el triunfo de lo blanco y de lo heterosexual, en una sociedad que cambiaba cada cinco minutos. Lo cierto fue que desde finales de 1979, la música disco comenzó a desaparecer del lenguaje musical, y las discográficas comenzaron a llamarlo dance, para evitar los odios.

Harry Wayne Casey, el líder precisamente de los KC & The Sunshine Band dijo que Disco Demolition Night, en sí mismo no era discriminatorio y creía simplemente que los que habían organizado esto eran idiotas y que la música disco no era ni homófoba, ni racista, pero sea como fuere, la música disco de disipó, ya fuera o no por el evento de Chicago, en sí mismo, y como dijo Casey, organizar un evento para meter a 50.000 personas en un estadio para que destruyan sus propios discos por una apisonadora, en sí es una idiotez. El famoso lema Disco sucks!! Lo disco apesta, todavía resuena.

Lo cierto es que KC & The Sunshine Band, como muchos artistas de música disco no volvieron a tener un éxito decente. La balada como decíamos fue el último tema suyo en ser #1 en las listas americanas, meses después KC tuvo un éxito con Teri DeSario, Yes I’m ready, que llegó al #2, pero también alejado de la música disco. Solo en 1984, con Give it up, un tema que recuperaba sus raíces fueron top 20 en el mercado americano, después de haber sido sorpresivamente #1 en UK. KC & The Sunshine Band fueron una de las grandes bandas del sonido disco y su último éxito fue una balada, casualidades. Mirándolo con perspectiva, la música disco trajo una frescura a los 70 creando un sonido espectacular del que hoy bebe, desde el hip hop a la música de dance, pasando por todos los DJ’s del mundo, el pop, el rock, el r&b, en fin, cualquier estilo.

Be the first to comment

Leave a Reply