La industria musical americana, crece dos dígitos por primera vez desde 1998, gracias al streaming

  •  
  •  
  •  

Los datos de la RIAA sobre la industria musical en los Estados Unidos en 2016, son alentadores, la música ha crecido en ingresos, un 11,4% en 2016 con respecto a 2015. De los 6.870 millones de dólares de revenue en 2015, se ha pasado a 7.650 millones de dólares en 2016. Es la primera vez desde 1998, que la industria musical tiene un crecimiento superior al 10%.

El streaming en 2016 ha crecido un 68.5% con respecto al año anterior, de los 2.330 millones de dólares, se ha pasado en 2016 a 3.930 millones. Por primera vez, la suma del físico CDs y vinilos y de las descargas digitales álbumes y singles, es inferior a lo que genera el streaming. Los tres formatos generaron en 2016 3.510 millones. Es decir el streaming es el 51.3% del negocio musical en los Estados Unidos.

Las suscripciones de pago en streaming, han pasado de los 10.8 millones de suscriptores, a los 22.6 millones de suscriptores en 2016. Sin embargo estos datos quedan por debajo del año en el que se recaudó más dinero por la industria, 1999 con 14.600 millones de dólares.

Otro dato es que el revenue por royalties, que se consigue ahora por el streaming, es de 0.0072 dólares por stream, subiendo de los 0.00517 en 2015, aunque bien es cierto que en 2014 fue de 0.00666 dólares. El Spotify sustentado por publicidad y YouTube han subido un 25.9%, hasta los 469 millones. Las suscripciones de pago han subido a los 2.260 millones de dólares, por los 1.160 millones de 2015. Un 94.9%, es decir el streaming de pago, sube cuatro veces más, que el freemium.

Las descargas digitales han supuesto 1.840 millones de dólares y la venta física 1.670 millones. La venta de singles digitales ha caído un 24.1% en 2016, de 906 millones se ha pasado a los 751 millones. Las ventas de álbumes digitales, el mercado de iTunes, también ha visto retroceder su porcentaje en 2016 hasta el 21.3% en unidades vendidas, de 109.3 millones de unidades se ha pasado a los 86 millones de unidades. En términos de revenue, de 1.090 millones de dólares, se ha pasado a los 876 millones, un 19.6%.

En términos de precio, los singles digitales han costado más en 2016, de 1.20 dólares por canción en 2015 a 1.21 dólares. En el caso de los álbumes digitales, también ha subido, de 9.97 dólares de media por un disco, se ha pasado a los 10.18 dólares de media en 2016, dentro del mercado digital.

El 21.8% del mercado sigue siendo el mercado físico, CDs y vinilos, sin embargo ha bajado un 15.7% en 2016, el mismo porcentaje en unidades vendidas. Por soporte, los CDs han bajado un 20.9%, hasta los 1.170 millones de dólares, hay que destacar que el precio medio de un CD, ha bajado de los 12.36 dólares por CD en 2015, hasta los 11.80 dólares en 2016, prueba de que el catálogo es el que menos sufre la caída.

Las ventas de vinilo, corroboran la tendencia de los últimos meses de estancamiento, este año solo ha crecido un 1.8%, la menor subida porcentual, desde que  comenzó el revival, hasta los 17.2 millones de unidades. El revenue ha crecido algo más, 3.5% hasta los 430 millones de dólares, lo que demuestra, que los vinilos se han encarecido en 2016. Algunos decían que en 2017 el vinilo seguiría subiendo, pero quizás haya llegado a su máximo ya.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*