Fallece a los 91 años, la leyenda de la comedia, Jerry Lewis

Ha fallecido a los 91 años, el cómico, actor, cantante, productor, guionista y director, Jerry Lewis. La leyenda de la comedia falleció en su casa de Las Vegas, por casusa naturales. Lewis fue una de las grandes estrellas de la comedia de los años 50 y 60, dejando imágenes memorables, tanto en el cine como en la televisión.

Nació un 16 de marzo de 1926 en Newark, New Jersey, hijo de padres rusos. Su padre era también artista y utilizaba el nombre de Danny Lewis, además su madre era pianista y trabajaba en la radio. Con esos antecedentes, el joven Lewis, comenzó a actuar a los 5 años, y a los 15 años ya había desarrollado su propio estilo.

Comenzó a utilizar el nombre de Joey Lewis, pero para evitar complicaciones lo cambió por el de Jerry Lewis. En 1946 comenzó a trabajar con Dean Martin. Primero actuaron en bares y nightclubs, su éxito fue tal que menos de dos años después, el 20 de junio de 1948 debutaron en la televisión, en Toast of the Town, sieta años después ese programa se llamaría The Ed Sullivan Show.

Ese mismo años aparecieron en la NBC en Welcome aboard, hasta que les llegó The Colgate comedy hour, allí contrataron a Norman Lear y Ed Simmons, que comenzaron a escribirles guiones para sus gags. Mientras que su éxito seguía creciendo, el cine llamó a su puerta. La Paramount les contrató y realizaron más de 15 películas juntos. At War with the Army (1950), That’s My Boy (1951), Sailor Beware (1952), Jumping Jacks (1952), The Stooge (1952) y muchas otras.

Sin embargo en 1956 estrenaron Hollywood or Bust, su décimo sexta y última película, todas ellas por cierto producidas por Hal B. Wallis. La lucha de egos llegó a ser insoportable, tenían demasiado éxito para compartirlo, tras un malentendido con una foto en 1954, su relación entró en un punto muerto de la que no se recuperaron. Martin pedía más participación en las películas, que cada vez eran más un vehículo de Lewis. En uno de los divorcios artísticos más sonados de Hollywood, los dos se separaron el 24 de julio de 1956, estuvieron 20 años sin hablarse.

Dean Martin siguió con una exitosa carrera en la música y el cine y como miembro del Rat Pack. Lewis se consagró a las comedias, llevándolas un punto más. Lewis y Martin se volverían a encontrar en el maratón que organizaba año a año, Lewis, contra la distrofia muscular, en 1976, curiosamente promovido por Frank Sinatra. Tras la muerte del hijo de Martin, a finales de los 80, en 1987, se reconciliaron del todo.

Tras la ruptura se marchó a Las Vegas y tuvo la suerte de que una amigo Sid Luft, marido de Judy Garland, no pudo actuar y pidió a Lewis que los sustituyera, tenía que cantar y actuar, pero él no cantaba, así que se dedicó a hacer chistes, su viejos chistes y su impagables muecas. Pero al final cantó, Rock-A-Bye Baby y Come Rain or Come Shine. El éxito fue abrumador, así que pensó en grabar con su dinero las canciones en un single. Capitol Records le fichó. El disco Jerry Lewis Just Sings, fue #3 en las listas americanas, estando entre los primeros más de 4 meses, vendiendo más de medio millón de copias. Lewis se dio cuenta que podía hacer lo mismo que hacía con Dean Martin, solo y encima mejor.

A finales de 1956 comenzó a actuar en el Sands Hotel en Las Vegas. Firmó por cinco años, actuando 6 semanas al año, ganando lo mismo que ganaban Lewis y Martin como dúo. El éxito le siguió y actuó en Miami, Nueva York, Chicago y Washington. Su éxito continuaba y Paramount le pidió volver al cine, junto al director Frank Tashlin, pero antes hizo The Sad Sack (1957), Rock-A-Bye Baby (1958), The Geisha Boy (1958), y Don’t Give Up The Ship (1959) junto a Hal B. Wallis.

Lewis ya tenía control absoluto sobre su carrera, a niveles que pocos podían aspirar, y en 1959 la Paramount Pictures firmó con Jerry Lewis Productions un contrato por el que Lewis recibía 10 millones de dólares de la época y el 60% de los beneficios de las películas. 14 en 7 años. La Paramount le exigió una película rápidamente y esa película era Cinderfella, pero Lewis quería estrenarla en las navidades de 1960, Paramount accedió a retrasarla si Lewis le diera otra película para el verano y Lewis salió con The Bellboy (1960), El botones.

La película fue el debut de Lewis en la dirección y en apenas 70 minutos, desarrolló toda una serie de gags visuales, utilizando nuevas técnicas nunca antes vistas. No tenía guion, no tenía casi presupuesto, pero tenía ingenio. El presupuesto final fue de 1 millón de dólares y la película recaudó más de 15 millones.

Lewis utilizó sus nuevos métodos en sus nuevas películas, algunas dirigidas por Frank Tashlin, después de estrenar Cinderfella (1960), llegaron The Ladies Man (1961), The Errand Boy (1961), It’s Only Money (1962) y The Nutty Professor (1963), quizás la más recordada, El profesor chiflado.

Jerry Lewis siguió haciendo películas como It’s a Mad, Mad, Mad, Mad World (1963), Who’s Minding the Store? (1963), The Patsy (1964) o su última gran película, The Disorderly Orderly (1964).

En The Family Jewels (1965) Lewis interpretó 7 papeles en la misma película, algo que Eddie Murphy recuperaría en varias de sus propias películas, décadas después.

Sin embargo en 1966 Lewis perdió su atractivo, a pesar de su enorme popularidad y Paramount no le renovó el contrato, y se marchó a Columbia Pictures. Aunque siempre dejaba cosas en sus películas, ley de vida fue dejando de tener éxito, y se dedicó a enseñar, entre sus alumnos de la University of Southern California, estaban entre otros Steven Spielberg y George Lucas.

De su última etapa destaca su aparición en El rey de la comedia, de Martin Scorsese en 1983 junto a Robert De Niro y Sandra Bernhard. Incluso en 2016 llegó a hacer dos películas, The Trust y Max Rose.

Be the first to comment

Leave a Reply