En 1988, Tiffany llevó al #7 de las listas americanas, una canción de los Beatles, cambiando una palabra de su título

Corría el año 1987 y Tiffany preparaba su primer disco. Como otros tantos artistas había participado en talent shows de la época, nada que ver con Operación Triunfo, Pop Idol, The Voice, etc. Entonces esos concursos no tenían la repercusión, ni las redes sociales para amplificar todo mucho más, pero sí una enorme importancia, sobre todo para los cazatalentos.

Tifanny participó en Star Search, uno de los más populares de la época y quedó segunda en 1985 en la categoría junior. Y se convirtió dos años después en la primer artista de ese talent show en ser #1 en USA. Retomamos el el tema, corría 1987 y Tiffany grababa su primer disco y le propusieron varias versiones para hacer para el disco. Ella no quería, quería componer sus canciones, pero tenía 16 años por entonces, así que tragó.

El primer single que publicó fue una versión de Tommy James and the Shondells, un clásico de 1967, I think we’re alone now, que ella no conocía, pero sí su productor y mánagar George Tobin. Aunque no quería grabarla lo hizo y la canción se convirtió en #1 en los Estados Unidos, y de la noche a la mañana la hizo una estrella, fue la apoteosis de lo que se llamaría las canciones chicle, bubblegum, porque eran consumidas por teenagers muy, muy jóvenes.

Tiffany se vio obligada a lanzar la canción ya que su primer single Danny, no funcionó en las listas. El cuarto single de un disco millonario fue otra versión, I saw her standing there de los Beatles. Pero al ser cantada por una chica, no tenía sentido el título de la canción y cambiaron el her por el him. Nadie se revolvió en sus tumbas y nadie puso objeción al cambio. Tiffany convirtió la canción en otro éxito y la llevó al #7 en las listas americanas. Y los Beatles estuvieron encantados.

Tiffany acaba de publicar nuevo disco por cierto el pasado 21 de septiembre y se marcha de gira con New Kids on the Block y Debbie Gibson, en una gira que promete.

Esto lo traemos a colación de la primera gran polémica de OT 2018, por el cambio de una palabra en la canción Quédate en Madrid de Mecano, por parte de Miki y María. Cuando en el reparto de temas, Miki y María se sentaron con Manu y Noemí con la letra, María les dijo que no quería decir la palabra Mariconez. No era una petición excesiva, 1988 no es 2018, y aunque somos partidarios de que se mantengan las canciones íntegras, por ser una obra en sí misma, el cambio tampoco era una locura, porque la palabra le parecía homófoba.

Manu con naturalidad les dijo que ok, siempre les dice a los concursantes que canten cómo estén más cómodos, porque al final tienen que hacer la canción suya, algo que nos parece muy acertado. María propuso estupidez y ahí parecía acabar la supuesta polémica. Posteriormente Noemí dijo que había preguntado a Ana Torroja sobre el cambio y que ella había propuesto gilipollez y ahí se quedó todo.

Todo hasta que la que fuera cantante de Mecano cogía las redes y escribía lo siguiente

YO NO HE AUTORIZADO a nadie cambiar la letra de una canción que sigo cantando hoy en día. No estoy de acuerdo en cambiarla y no soy quien para hacerlo. El autor de la canción es José María Cano, él la escribió para Mecano y NADIE puede modificar una letra sin el permiso del autor

2. Mecano, tanto como grupo, como cada uno por separado, siempre ha defendido la diversidad, el amor libre, la libertad de expresión y un largo etc, y además tiene uno de los himnos más bellos escritos nunca defendiendo el amor homosexual: Mujer contra mujer.

3. NO CONFUNDAMOS insulto homófobo, con expresión coloquial. Cuando la canción dice: “siempre los cariñitos me han parecido una mariconez”, quiere decir que siempre los cariñitos le han parecido una tontería, bobada, estupidez, y hasta cursilería, y en la frase siguiente dice: “y ahora hablo contigo en diminutivo, con nombres de pastel”, es decir, que ahora esa persona se da cuenta de que está enamorada hasta las trancas y que utiliza esas expresiones que antes le parecían una bobada.

4. Si alguien no se siente cómodo cantando esa canción, no debería de cantarla, que escoja otra. Mecano tiene muchas canciones maravillosas y la música es libre.

5. Pido respeto en redes. Pido libertad y no censura. Y viva la diversidad!
Gracias

Ana se equivoca, no se equivoca en pedir que no se altere la letra de una canción de Mecano, que además como bien puntualiza es de José María Cano, se equivoca porque lo hace en el contexto de Operación Triunfo, lugar que le paga y de la que ella es jurado. OT desde su primera edición ha cambiado, editado y a veces mutilado las canciones. En realidad es algo propio de los talent shows. En esta misma edición hemos visto un bochornoso cambio de letra al All of me de John Legend.

No por el propio Alfonso, que pidió cantarla así, sino por permitirle hacerlo, con una traducción no aprobada, ni por la discográfica, ni por el artista, pero nadie se rasgó las vestiduras. En esta misma gala, se ha cambiado también una palabra en Toxic, pero creemos que los abogados de Britney Spears no están en las puertas de la Academia con la demanda.

Efectivamente hay que mantener las obras íntegras, pero estás en un programa como jurado donde eso se hace manera habitual. Sentirte ahora molesta por ello es, o no saber dónde estás, o querer una publicidad que tampoco necesitas.

Mecano es el grupo más grande que ha dado este país, donde componían dos genios que se compenetraban a la perfección con la voz de Ana, que cantaba siempre desde la perspectiva de un chico.

Son completamente también injustificados los ataques que ha recibido la cantante. No porque alguien tenga duda sobre cuál es su posición sobre el colectivo LGTB, sino porque estos no pueden arrogarse la decisión de autorizar o no el cambio de una canción, o aprobarlo, porque simplemente no es una obra suya.

Entendemos las explicaciones de Ana Torroja y repito compartimos el hecho de que no se cambie una obra, en este caso una canción, pero también hay que saber dónde se está, y estás en Operación Triunfo, un talent show que hace esto de manera habitual.

Si María o Miki se ven perjudicados por ello, y no se les quiere juzgar por parte del jurado, OT debería tomar cartas en el asunto, no sobre los concursantes sino sobre los jurados. La salida de tono, como casi siempre, de Joe Pérez Orive es incluso peor todavía, que en su segundo año en OT diga que Viva Mecano al natural y sin censuras. Que diga que al que no le guste el contenido de una obra, que no la cante, y que diga que es censura, es efectivamente, no haber estado atento a los dos años en los que lleva de jurado en OT.

María y Miki no deben verse perjudicados por la pelémica, por cambiar una palabra de una canción.

Y también y para terminar, tampoco hubiera pasado nada si María y Miki la cantan así, la canción no fue escrita desde esa perspectiva, no lo fue en ese contexto peyorativo, porque los hermanos Cano lo hacían constantemente en todas las letras de las canciones, jugando siempre con el lenguaje.

Be the first to comment

Leave a Reply