Scooter Braun compra Big Machine Records y provoca un terremoto en la industria musical

La noticia ayer domingo de que el mánager de artistas Scooter Braun había adquirido Big Machine Records, a través de su empresa Ithaca Holdings por 300 millones de dólares, ha provocado un terremoto en la industria musical de proporciones, que todavía no vislumbramos.

Esta compra no dejaría de ser una operación más dentro del mundo de la música, si no fuera porque Big Machine Records es la primera discográfica de Taylor Swift y la que posee los derechos de los 6 primeros álbumes de la cantante. La propia cantante colgó un mensaje en Tumblr donde decía que era el peor escenario que podía prever.

La cantante tenía palabras muy duras para Scooter Braun y Scott Borchetta, el dueño hasta ayer de Big Machine. Swift decía que se enteró de la noticia por la prensa, aunque otras noticias dicen que la cantante sabía del acuerdo desde el 25 de junio, cuando hubo una reunión entre los accionistas de la compañía para dar el visto bueno a la compra.

El padre de Taylor, Scott Swift posee el 4% de las acciones de la compañía y Scooter Braun iba a comprar todas sus participaciones y las de otros minoristas. Sin embargo esta noticia ha sido luego negada por los representantes de Swift, ya que todos los accionistas habrían firmado un NDA.

Un Non-Disclosure Agreement es básicamente un acuerdo de confidencialidad, un acuerdo de no divulgación y si se revela su contenido, las penas a nivel económicas pueden ser muy altas. Así que aunque posteriormente Borchetta dijera que ella conocía los detalles, aunque su padre hubiera estado en la reunión, que tampoco está confirmado no hubiera podido compartir con Taylor nada.

Taylor en la red social sigue diciendo todo el daño que Scooter Braun le ha causado en los últimos años, destacando un post en el que aparecen Kanye West, Justin Bieber y el propio Braun, a raíz del vídeo Famous del rapero. Donde aparecían una serie de figuras representando a famosos desnudos, una de ellas la propia Taylor.

De todos es conocido el incidente de Taylor con Kanye West en la entrega de los MTV o sus diferencias con Kim Kardashian, mujer del rapero. Bieber quiso pedir disculpas por ese post ayer mismo y escribió un post que pretendía ser una disculpa pero que finalmente se convertía en un ataque a la cantante. Hailey Bieber Baldwin mujer de Bieber, llamó caballero a su esposo y Twitter se la comió, así como a Bieber.

Taylor Swift ha revelado que cuando decidió dejar Big Machine por Republic Records el pasado mes de noviembre intentó llevarse el derecho de todo lo que había hecho con la discográfica, a lo que Borchetta respondió con una propuesta, que la cantante grabara seis discos más en un periodo de 10 años, y a cambio recibiría los derechos totales de los 12 álbumes. Taylor ha revelado que intentó durante años comprar los derechos, a lo que Borchetta contestaba que grabara discos. El contrato firmado con Big Machine estipulaba precisamente esos 6 álbumes.

Swift se negó a reonovar el contrato viendo que hipotecaba su futuro y fichó por Republic. Hay que decir que el distribuidor mundial de Big Machine y Republic es el mismo, Universal Music, que de momento no ha dicho nada. La cantante en su nuevo contrato con Republic sí es la dueña de todo lo que hace, de todo su repertorio. Dejé mi pasado con Scott no mi futuro, ha llegado a decir Swift.

Swift lamenta el haber firmado un contrato con 15 años, con alguien en quien confiaba y que sabía que cuando abandonó Big Machine, Borchetta lo vendería aunque nunca pensó que fuera a Braun.

Hay que recordar que Big Machine que hoy tiene a artistas como Lady Antebellum, Florida Georgia Line, Thomas Rhett o Reba McEntire, artistas muy conocidos en los Estados Unidos, tenía como gran baza para todo el mundo a Taylor Swift. Las ventas y el volumen de negocio de los discos de Taylor llegaraon a representar algunos años, más del 75% de los ingresos de la compañía que creció gracias a la cantante.

Halsey, Selena Gomez, Katy Perry, Miley Cyrus, Rihanna, Cary Delevingne, Haim y otras muchas artistas se han puesto de parte de Taylor Swift, haciendo comentarios en las redes sociales, o dejando de seguir a Scooter en las redes. Este por su parte ha recibido el apoyo del sello, del propio Scott Borchetta, Justin Bieber, Demi Lovato, que acaba de cerrar un acuerdo con él, o Ty Dolla Sign,

Ahora Taylor podrá seguir cantando sus canciones en los conciertos, recibiendo su dinero como compositora y artista de las mismas, pero no podrá utilizarlas para nada. Es decir, si mañana decidiera lanzar un recopilatorio, tendría que llegar a un acuerdo con Scooter o volver a grabar las canciones, entre los muchos casos en los que no ser dueño de tu repertorio y estar en otra discográfica supone.

Be the first to comment

Leave a Reply