‘Rain on Me’ de Lady Gaga y Ariana Grande, se queda en una buena canción que no es poco

  •  
  •  
  •  

Rain on me es una canción más que buena, dance pop del bueno, por momentos casi disco aunque no lo es, no rompe hacia el disco pero sí hacia el house más europeo de los años 90. Pero se queda a medias, no termina la faena.

La canción de Lady Gaga y Ariana Grande en el momento culmen, en el momento en el que la canción tiene que romper en esa parte en la que ya lo das todo, dance puro, termina. La canción apenas llega a los 3 minutos y francamente la dinámica de los artistas de hoy en día obsesionados con no superar los 3 minutos, por mor del streaming, nos deja lo que podía ser una de las canciones del año, en una buena canción.

Algún día alguien tendrá que explicarnos cuál es la diferencia entre que dure 3 minutos o 3.30, o incluso 4 a nivel de streaming, teniendo en cuenta las reglas de reproducción.

Rain on me que ha sido descrita como de curación y de encontrar la belleza en el dolor cuando tienes un gran trauma y estás en el ojo público, se publica en el aniversario del atentado de Mánchester durante un concierto de Ariana Grande.

La nota de prensa internacional dice monster dance tune, y es lo que decíamos, en eso está pensado, pero un tema dance que apenas dure 3 minutos, me da a mí que poco vivieron la etapa del Studio 54 o del Paradise Garage.

Perspectiva, anyway, esos 3 minutos los puedes poner en bucle y aunque no es lo mismo, algo sí mitiga, y sobre todo mantiene altas las expectativas para Chromatica, que se publicará la semana que viene.

La canción está producida por BloodPop y Burns, que le dan ese toque dance, con mucha mezcla house y de club.

Eso sí, el vídeo es espectacular, dirigido por Robert Rodriguez presenta a las dos, en sus respectivos sets, para luego juntarse, todo siempre bajo la lluvia y con estética futurista y buenas escenas de baile.