Andrea Montes, mujer del batería de Piratas contradice a la Guardia Civil

guardia civil muerte piratas

Andrea Montes, la pareja de Javier Fernández, batería de los Piratas, ha negado en un comunicado en Facebook, que los hechos se produjeran como dice la Guardia Civil. Javier Fernández murió el miércoles, después de recibir un disparo por parte de la Guardia Civil.

En su comunicado en Facebook, Andrea asegura que su marido en ningún momento agredió a los agentes, pero sí reconoce que hubo momentos de tensión. Según la versión de la Guardia Civil, Javier, conocido como Hal 9000, en homenaje a 2001 Una odisea en el espacio, amenazó a los agentes en su domicilio con un cuchillo, intentando agredirles.

Incluso después de recibir el disparo siguió amenzando a los agentes y también a los médicos que se habían personado en el lugar. La versión de la mujer es distinta y achaca todo lo que sucedió a un terrible error, al quitarle a Javier la medicación que tomaba desde hacía 10 años para su trastorno bipolar. Andrea escribe «Hal, cariño, no permitiré que manchen tu nombre. Yo sé lo que nos querías. Te quiero y te querré siempre«.

Casualmente, la asociación de Guardias Civiles haía emitido un comunicado denunciando la falta de medios y de preparación de sus efectivos para atender los casos de violencia machista. La Subdelegación del Gobierno emitió un comunicado a última hora del miércoles en el que especificaba que el presunto agresor había amenazado con «cortar a todos en trocitos«.

La Guardial Civil ha emitido un comunicado posterior, los agentes accedieron a la vivienda y encontraron al bebé de la pareja, en brazos de un vecino. «No sabemos si lo había entregado el agresor voluntariamente«, sostienen fuentes oficiales. Según su versión, Fernández los recibió fuera de sí, gritando «soy Dios, soy Dios» y «os voy a hacer trocitos a todos«, tras lo cual se dirigió a la cocina, de donde cogió «varios cubiertos y cuchillos» con los que «agredió a uno de los agentes en la cara, manos y brazos». El instituto armado ha asegurado que cuando el hombre se disponía a realizar una segunda agresión, el compañero del agente herido realizó un «disparo intimidatorio» que le alcanzó en el abdomen.

Vinilo Negro

 

Be the first to comment

Leave a Reply