Consejos para la compra de un smartphone usado

Online es muy fácil encontrar ofertas en grandes plataformas como eBay o Amazon.

Casi ningún mercado se mueve hoy en día tan rápido como el de los móviles, en el que lo que hoy vale 600 euros, puede costar en un año mucho menos. Por eso, quien se anime a comprar aparatos usados, puede encontrar muy buenas ofertas, aunque hay que mirar bien lo que se adquiere.

«Vale la pena comprar usado para todos los usuarios que no necesiten sí o sí el modelo más nuevo«, afirma Hans-Georg Kluge, del portal alemán «Teltarif.de«.

Sin embargo, no recomienda comprar un smartphone de más de uno o dos años, porque los actuales modelos de gama media, son mejores que los de gama alta más antiguos.

Además hay que tener en cuenta el soporte técnico. «En el mundo Android es habitual un plazo de dos años, pero sólo con los modelos insignia«, señala Andreas Seeger, de la revista «Connect«. «En el caso de Apple suele durar entre tres y cuatro años«.

Lo primero que hay que mirar es que la pantalla no esté dañada, ya sea rayada o rota. Por supuesto es imposible que no haya mínimas marcas, pero «si son más profundas o hay otro tipo de huellas fuertes de uso, hay que reclamar un precio más barato«, dice Seeger.

También hay que tener cuidado si se ven daños en los bordes, porque podrían haberse ocasionado en una caída que implicaría daños no visibles mucho más graves.

Lo ideal es comprar el smartphone con sus accesorios originales, «y también es una ventaja que el teléfono tenga una batería intercambiable, porque solamente después de la compra uno puede comprobar realmente si ésta funciona bien o ha sido agotada por el anterior dueño«, indica Kluge.

Si la compra es online, hay que pedir muchas fotos del teléfono para hacerse una idea del estado. También hay que comprobar que el smartphone no tenga una tarjeta SIM bloqueada para ciertas compañías telefónicas.

En el caso de los aparatos más viejos, sin embargo, suele ser sencillo levantar esta prohibición de uso. «Es habitual que las empresas telefónicas permitan un desbloqueo gratuito después de 24 meses«, señala Andreas Seeger.

Los móviles usados se venden tanto en tiendas, como por parte de personas privadas. Online es muy fácil encontrar ofertas en grandes plataformas como eBay o Amazon. «La ventaja de las tiendas físicas es que el comprador puede ver con sus propios ojos el teléfono«, indica Hans-Georg Kluge.

En la red hay muchos vendedores poco serios a los que se puede reconocer, porque el dueño está en el extranjero o por ejemplo exige un pago anticipado.

Un caso especial son los llamados productos «refurbished» o reacondicionados para la venta tras una devolución. Normalmente son aparatos que no gustaron al comprador o que tienen pequeños defectos estéticos, explica Kluge. El vendedor los entrega con garantía como si fuesen nuevos.

La garantía y otros seguros dependen de quién sea el vendedor. «Si se compra en una tienda, sólo es posible saltarse parcialmente la protección legal» a una venta, señala Ineke Klaholz, de una asociación de consumidores. Pero un vendedor privado no está obligado a cumplir la garantía.

No pasa lo mismo con la garantía del fabricante, que vale tanto para el anterior como para el nuevo comprador, siempre y cuando no haya expirado el plazo.

Thomas Schörner (dpa)

Be the first to comment

Leave a Reply