Jimmy Buffett no cancela sus conciertos pero dice que la ley es estúpida

Jimmy Buffett ha dicho que él no cancelará los conciertos que tiene en Carolina del Norte, pero que la ley sobre el colectivo gay, LGTB le parece una ley estúpida. Los conciertos que tiene previsto ofrecer el 21 de abril en Raleigh y el 23 de abril en Charlotte, se mantienen. Lo que si aclara es que futuros shows dependerán de si la ley es derogada.

Buffett ha condenado la ley en su blog y piensa que muchos de sus fans están de acuerdo con él. Pero que sus fans compraron las entradas antes de que la ley saliera. No voy a dejar que la estupidez o la intolerancia, triunfen por la lealtad de mis fans este año

Buffett se une en sus críticas a Bruce Springsteen que si decidió cancelar su concierto en Carolina del Norte, en un comunicado Springsteen explicó porqué cancelaba el concierto Como sabéis, tenía programado actuar en Greensboro, Carolina del Norte, como también sabéis, Carolina del Norte acaba de aprobar la HB2, que los medios han denominado ley del baño, esta ley les dicta a los transexuales qué baño usar y permite el ataque a los ciudadanos de LGTB, a las que le quita un arma para defenderse de la discriminación en el entorno laboral. Tal y como lo veo, es un intento de quitar derechos y progreso. Siento que es tiempo por mí y la banda el mostrar solidaridad con los que luchan por las libertades. Como resultado y con mis más profundas disculpas, a nuestros fans en Greensboro, tenemos que cancelar el concierto del domingo 10 de abril. Algunas cosas con más importantes que un concierto de rock y esta lucha contra los prejuicios, que es lo que está ocurriendo mientras escribo es una de ellas. Es la manera más fuerte que tengo para levantar mi voz en oposición a una medida impulsada por aquellos que quieren ir atrás en vez de para adelante.

También Bryan Adams, pero con otra ley deferente, pero que ataca al mismo colectivo canceló un concierto. En concreto el concierto que tenía que dar en el Mississippi Coast Coliseum de Biloxi. Bryan Adams canceló el concierto por la ley 1523 de libertad religiosa, que permite a la gente, en función de su creencia el negar servicios al colectivo LGTB, madres solteras y personas que puedan ofender a otras en función de sus creencias religiosas. Adams la ha descrito con la ley más agresiva anti-LGTB en América.

El cantante dice que le ley es incomprensible y que él, en conciencia, no puede tocar en un Estado, donde a ciertas personas se les deniegan sus derechos civiles debido a su orientación sexual. Le Ley aprobada la semana pasada, es efectiva desde el mes de julio.

Be the first to comment

Leave a Reply