El opiáceo que mató a Prince es el Fentanyl

El fármaco que mató a Prince es el Fentanyl, es un opiáceo sintético que se empezó a utilizar en los 60 como un anestésico intravenoso. Al parecer no huele y es entre 25 y 50 veces más potente que la heroína y entre 50 y 100 más que la morfina. Más de un mes han tardado en confirmar lo que por otro lado era un secreto a voces y es que el cantante había muerto de una sobredosis de tranquilizantes, como así ha sido.

Al parecer, Prince se automedicaba debido a los constantes dolores que tenía sobre todo en las caderas, de los bailes que realizaba en las extensas giras. El problema del Fentanyl es que es legal, se puede prescribir, de hecho más de 6 millones de veces en el último año, pero también crece el consumo ilegal, por eso cada vez se prescribe más. Los que arriesgan lo toman como sustituto de la heroína porque es más potente y a veces mezclado también con la propia heroína.

La agencia americana contra las drogas, advirtió que el Fentanyl puede ser mortal, incluso en dosis bajas. El dato es estremecedor, 44 personas mueren al día en los Estados Unidos víctimas de una sobredosis por drogas prescritas. En total son 78 las personas que mueren al día de sobredosis de opiáceos en Estados Unidos. Otro de los datos que ha salido también de la autopsia, es que el cantante pesaba apenas 50 kilos.

Otros artistas que han fallecido también de la misma manera fueron los actores Heath Ledger, Philip Seymour Hoffman y Cory Monteith. Prince falleció el pasado 21 de abril a los 57 años, en el ascensor en el estudio que tenía en Paisley Park.

Be the first to comment

Leave a Reply