La IFPI publica una descafeinada lista con los álbumes más vendidos en 2018, al no sumar el streaming

  •  
  •  
  •  

Flaco favor el que la IFPI le ha hecho a la industria musical al publicar su lista anual con los discos más vendidos del año sin incluir el streaming. El organismo que representa la música grabada en el mundo ha publicado un descafeinado top 10 de álbumes más vendidos en 2018, solo con venta digital y venta física.

El resultado es que el #1 sigue siendo la banda sonora de The Greatest Showman, con 3.5 millones de copias, pero el resto del top 10 poco o nada tiene que ver con lo que realmente ha pasado en los 12 meses de 2018.

Lo dicho la BSO que fue #1 en USA, UK, Australia, y Japón finaliza como el disco más vendido en venta pura. En el #2 estaría el álbum de BTS, Love Yourself Answer con 2.7 millones, mientras que el #3 otros disco de los surcoreanos, Love yourself Tear con 2.3 millones. Lady Gaga y Bradley Cooper serían #4 con 1.9 millones de copias mientras que el quinto puesto sería para Johnny Hallyday con 1.7 millones para Mon pays c’est l’amour con 1.7 millones.

Ed Sheeran con Divide, álbum más vendido en 2017, sería el sexto con 1.3 millones de copias, mientras que Queen con la banda sonora de Bohemian rhapsody estaría en el #7 con 1.2 millones. Pink con Beautiful trauma con 1.2 millones en el #8.

El top 10 lo cerraría Eminem con Kamikaze y 1 millones y la banda sonora de Mamma Mia! con Here we go again’ con 900.000 unidades.

El no sumar el streaming hace que 5 discos de hip hop que serían top 10 en la lista si se sumara el streaming, desaparecen por completo y que el único que esté sea el de Eminem que fue #11 con streaming. Llamativo es el caso de Mamma Mia, trigésimo álbum con la inclusión del streaming y décimo sin él.

Es además incongruente que la IFPI sume todo, en la lista de canciones y en la de artistas y no lo haga en la de álbumes, cuando del top 13 de países donde se consume más música, solo España, es el único país que no suma el streaming en su lista de álbumes.

Ya el año pasado resultó paradójico que no se sumara el streaming, pero no hacerlo en 2018, cuando los principales países a nivel mundial, lo hacen desde hace años, solo indica lo fuera de la realidad que está el organismo y sobre todo que incide directamente sobre España, que se empeña en seguir a rajatabla lo que hace la IFPI, para su lista oficial, y eso que prácticamente ya no se certifican discos en álbumes.

Seguro que en España muchos estarán muy contentos de que la IFPI no sume el streaming en su lista anual, para poder mantener más tiempo su lista en venta pura. Un dato, sin sumar el streaming solo 9 discos han superado el millón de copias, que se hubiera elevado a 39 con el streaming.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*