El mercado musical español creció un 2,36% en el último año, según el informe anual de Promusicae

  • 1
  •  
  •  
    1
    Share

El mercado musical español ha crecido un 2,36% con respecto a 2017, en los datos que ha publicado Promusicae y extraídos del reporte oficial de la IFPI publicado hoy martes. Aunque la cifra parece pequeña en realidad es importante debido a la notable caída de la venta física y digital, tanto en álbumes como en canciones, lo que se traslada a un mercado cada vez más digital pero centrado en la escucha online y sobre todo de pago.

El mercado musical español cerró el ejercicio de 2018 con unos ingresos totales de 237,2 millones de euros, una cifra que supone una mejoría de 2,36% respecto a los 231,7 millones contabilizados en 2017. La escucha digital en streaming se convierte en el motor musical en España y es el consumo principal del usuario español. El mercado digital de los 237 millones recaudados en 2018, es el 71,2 % mientras que el resto de formatos se queda con el 28,8 % 169 millones por 68,2 millones.

Dentro del mercado digital las suscripciones premium o de pago han crecido un 37 por ciento, gracias a los servicios como Amazon Music Unlimited, Apple Music, Deezer, Spotify, YouTube Music o Tidal, que cuentan ya con más de 2,3 millones de suscriptores en nuestro país y le suponen al sector 115,3 millones, casi la mitad de sus ingresos íntegros.

En paralelo, el streaming de audio financiado por publicidad, el freemium cae de 29,9 a 17 millones, más de un 43%. El streaming de vídeo que es freemium, fundamentalmente YouTube, se estanca a pesar de que sigue creciendo el consumo y las canciones destacadas del año baten récords de visualizaciones, manteniendo los mismos ingresos de un año para otro, solo 24 millones.

Ese sigue siendo uno de los puntos clave de la nueva directiva aprobada recientemente en las instituciones europeas, que se consiga corregir este grave desajuste que existe entre el tráfico que genera la música para estas páginas web y los ingresos que llegan a la industria por ese consumo. Las descargas digitales de canciones o álbumes, como venimos anunciando desde hace meses, caen con fuerza un 22,5 %, de 10,2 a 7,9 millones.

Algo parecido sucede en el contexto del mercado físico. Los españoles adquirieron 6,5 millones de discos compactos en todo el año, por un valor de 53,8 millones de euros, una cifra que supone una nueva caída del 20 por ciento respecto a los 66,9 millones facturados a lo largo de 2017. A pesar de ello, estas ventas siguen teniendo un significado muy importante para el sector. Mientras, los vinilos siguen disfrutando de una inesperada segunda juventud y suben casi un 19%. Más en concreto, las compras de LPs evolucionaron de 9,9 millones en 2017 a 11,7 millones a lo largo de los doce meses siguientes y ya representan el 17% de las ventas en soporte físico.

Antonio Guisasola presidente de Promusicae ha dicho al respecto No hay más secreto que el ingente esfuerzo transformador de la industria y su apuesta todos estos años para poner al alcance del consumidor toda la música, existente y nueva, para disfrutar desde sus dispositivos, con inmediatez y a su elección. En medio de un mercado cambiante y en continua evolución haber dejado atrás las caídas continuadas que tuvimos durante años, para encontrarnos con un crecimiento acumulado del 49% durante estos últimos años, reconforta. Pero no bajamos la guardia, queda camino por recorrer para recibir siempre un retorno adecuado por el uso que se hace de la música y lo más importante, el trabajo diario de asumir nuevos riesgos con artistas que están por descubrir y que nos traerán futuros éxitos que lleguen para satisfacer a los cada vez más numerosos consumidores. Ese es el gran reto en el que ya estamos metidos de lleno para que 2019 sea aún mejor.

Álbumes y canciones más vendidos en España en 2018

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*