Los Grammy encumbran a Billie Eilish como el nuevo fenómeno musical con 5 premios, incluido el ‘Big Four’

Se celebró la edición número 62 de los premios Grammy en el Staples Center de Los Ángeles. No fue la mejor noche para celebrar una fiesta, solo unas horas antes se había conocido el fallecimiento en accidente de helicóptero del legendario Kobe Bryant, ex-jugador precisamente durante 20 temporadas de Los Angeles Lakers, con 41 años. En el accidente además había fallecido su hija Gianna de 13 años y otras 7 personas.

Su figura representada por las dos camisetas retiradas con los números 8 y 24 sobrevoló durante toda la noche. Alicia Keys con Boyz II Men hicieron justo al principio de la gala un emotivo homenaje con el clásico It’s so hard to say goodbye to yesterday, después de que Lizzo abriera la gala dedicándosela al jugador. Posteriormente habría más homenajes.

Billie Eilish fue la gran triunfadora de la gala, por una vez se cumplieron los pronósticos prácticamente al 100%, las casas de apuestas decían que ganaría el Big Four y con 18 años se convirtió en la artista más joven en conseguirlo. La cantante recibió un total de 5 premios, curiosamente los mismos que recibió su hermano Finneas, uno de ellos al productor del año.

Alicia Keys volvió a presentar la ceremonia, pero con menos brillo y sorpresa que el año anterior, e incluso presentó varios de los premios, como si no hubiera artistas de sobra para hacerlo. Aunque el nombre de Deborah Dugan, la ex-presidenta de la Academia despedida solo hace unas semanas, el pasado 16 de enero estaba en la mente de todos, no hubo ninguna mención, pero tampoco hubo discurso del responsable de la Academia, que ahora es de manera interina Harvey Mason Jr.

Billie fue la primera artista que ganó los 4 grandes desde que lo hiciera Christopher Cross en 1981, Record of the Year, Album of the Year, Song of the Year, y Best New Artist. Hacerlo es casi imposible, porque tienes que estar también nominado al mejor nuevo artista, cosa que solo te pasa una vez en la vida. La ceremonia fue larga no, lo siguiente, más de 3 horas y media incluyendo anuncios, con nada más y nada menos que 22 actuaciones.

Apenas se presentaron premios en directo además de los 4 grandes, e incluso en una decisión bastante controvertida, se entregó el premio al mejor álbum de comedia. Algo que es un sinsentido, si apenas presentas premios, por lo menos que los que entregues sean relevantes.

Sobre las actuaciones sobraron unas cuantas, si en lugar de 22 hubieran sido 11, mejor. Es verdad que el escenario principal, más los accesorios permitía hacer actuaciones como la de Ariana Grande o Lil Nas X, pero los americanos se pierden en sus roots, en sus raíces. Si se supone que la música es más global hoy en día, y estos son los premios de la música global, actuaciones de artistas muy conocidos en USA, pero desconocidos para el público objetivo de la gala, incluso de los propios norteamericanos, aconseja ir quitando alguno.

Hubo momentos brillantes que duda cabe, el homenaje de Camila Cabello a su padre con First man, la actuación de Ariana Grande con un medley de Imagine, May favorite thins, 7 rings y Thank U, Next o la emotiva Demi Lovato con su nueva canción Anoyne, que puso al público de pie, tras pararla justo al principio. Entonces la cámara la enfocó y pudimos ver como una lágrima corría por su mejilla, pero se sobrepuso y cantó fenomenal.

Lil Nas X se burló de todas las versiones de Old town road y trajo al escenario a Billy Ray Cyrus, BTS, Diplo, Mason Ramsey e inluso a Nas. Emotivo fue el tributo al fallecido Nipsey Hussle con DJ Khaled, Kirk Franklin, John Legend e incluso Roddy Ricch, por citar algunos. Pero el homenaje a Prince por parte de Usher, FKA Twigs y Sheila E fue totalmente innecesario, no porque no estuviera bien, sino porque carecía de lógica incluirlo.

Y por supuesto Rosalía, que ya había ganado su primer Grammy por El Mal Querer y que actuó con Juro Que y Malamente. La suya fue una de las mejores actuaciones, porque se alejó de esa típica balada con la que muchos actuaron ayer, y porque llevó el flamenco y las raíces españolas a un lugar donde desde 2002 ningún otro artista había actuado. Su agradecimiento en castellano, catalán e inglés, en la Premiere al recibir el premio, fue más que bien recibido.

La cantante se encuentra ya como pez en el agua en estos saraos, y solo hace falta que algunas de las colaboraciones que tiene, como la de Billie Eilish se materialicen cuanto antes para aprovechar la ola.

Por lo demás la ceremonia más interesante fue en la Premiere, donde Lady Gaga se llevó otros 2 premios por A Star is Born, donde Billie Eilish ya había ganado 1 premio o Lizzo 2, que terminó con 3 y por supuesto nuestro Alejandro Sanz que ganó su cuarto Grammy grande.

Consulta todos los ganadores de la gala.

Be the first to comment

Leave a Reply