Nia se encuentra con el piano entero, en el bopazo Asumelo junto a Roy Borland

Nia Roy Borland
  •  
  •  
  •  

Nia no dio con la tecla, se encontró con el piano entero en Asúmelo junto a Roy Borland. El medio tiempo, con toques tropicales, de r&b, e incluso cubanos, es de largo lo mejor que ha hecho.

Es un tema con flow, con un estribillo infeccioso muy contagioso, que se te mete hasta dentro y que define de manera ya muy clara el camino a seguir de la canaria, así por lo menos lo entendemos humildemente. Las voces de los dos, además, empastan de maravilla, cosa que no es fácil.

En el caso de Roy Borland, ya lo dijimos en su momento, un win win después de lanzar el más que estimable Espesso. Este bopazo está producido por Pablo Rouss y compuesto en letra y música por Roy Borland.

El vídeo cumple el objetivo, rodado aparentemente en una sola toma y con la dirección de Norden Tachfint y con la producción de Golden Beetle Films, está bien hecho en ese plano secuencia, y es un buen vehículo a lo que aquí importa, que es la canción.

Ya hablamos con el adelanto que el tema tenía muy buena pinta, y lo cierto es que la tiene. Tiene un up and down, una guitarra demoledora que nos encanta, muchas referencias a ese r&b español de principios de los 00 y que tenía muchas influencias del británico.

Ese género que nunca terminó de fraguar aquí, de completarse, porque es un estilo harto complicado y más con el sota, caballo y rey de las radiofórmulas españolas, verdadero cáncer de una cadavérica industria musical española, y que se empeña día sí y día también, en no poner otra cosa que no sea el patético concepto de canción bonita.

Con esas perspectivas es difícil que a grandes niveles la canción pueda funcionar, pero si Sony realmente quiere apostar por un buen producto nacional, y Nia y Roy Borland lo son, demostraría tener dos dedos de frente en intentar por lo menos, y ahora que llega el verano, apostar por Asúmelo.

Desde luego en su roster nacional, no creo que en este 2021 lancen muchas cosas mejores que este Asúmelo y con indudable tirón comercial.