‘I Will Always Love You’ de Whitney Houston, certificada Diamante en USA

1993 Whitney Houston está su semana 14 y última al frente de las listas americanas de singles con I Will Always Love You, estableciendo un nuevo récord para las listas americanas. Se lo quita a Boyz II Men con End of the road, y le durará el récord 4 años, y se lo quitará precisamente Boyz II Men junto a Mariah Carey. Esa misma semana también está en el #1 de la lista de álbumes la banda sonora de The bodyguard.
  •  
  •  
  •  

I Will Always Love You de Whitney Houston ha sido certificada por la RIAA como disco de Diamante, por ventas superiores a 10 millones de copias en USA. La canción crece directamente desde los 8 platinos a los que había llegado el 11 de marzo de 2019, que subió de los famosos 4 con los que se quedó en 1993.

La canción publicada en noviembre de 1992 dentro de la BSO de The Bodyguard, se convirtió en un éxito instantáneo, 14 semanas #1 en USA y 10 semanas #1 en UK. Entonces marcas a la alcance de nadie prácticamente. La banda sonora se convirtió en la BSO más vendida de la historia con 45 millones, superando a Saturday Night Fever y Grease, que tienen algo más de 40 millones.

Con todo son cifras que nunca se han revisado desde hace años. La canción en su momento fue certificada con 4 discos de platino por ventas físicas en USA. Ninguna canción hasta ese 1993 en el que consiguió su cuarto disco de platino, había superado esos 4 platinos, luego la llegada de la venta digital y el streaming lo cambió. Se dice que el single vendió en todo el mundo más de 20 millones de copias físicas desde finales de 1992 hasta 2013 en el que se anunció esa cifra, cifras récord para una artista femenina.

Fue idea de Kevin Costner utilizar la canción de I Will Always Love You para la película, aunque curiosamente la versión en la que se fijaron fue la de Linda Ronstadt de 1975 y no la original de Dolly Parton. David Foster, entonces uno de los grandes productores de la época, la produjo e incluyó el saxo de Kirk Whalum en la ecuación, era entonces la época de los solos de saxo, con los grandes del Smooth Jazz a la cabeza, liderados por Kenny G.

La canción se transformó en una balada con toque épico, y el resto es historia. Las cifras solo se han actualizado en USA ahora con este disco de diamante y en UK, donde habitualmente se hacen, y donde ha superado las 2 millones de copias. En el resto del mundo las certificaciones en su momento marcaron la cifra, que no se ha tocado. En España por ejemplo nunca ha sido certificada.

La canción en tiempos de streaming suma 446 millones en Spotify, que para ser de 1992, es una cifra espectacular. Huelga decir que es la canción de Whitney más certificada en los Estados Unidos.