Promusicae introduce cambios en las listas oficiales, y en la dirección correcta

YouTube
Logo de YouTube Music
  •  
  •  
  •  

Hoy Promusicae nos ha traído dos noticias, y las dos aparentemente son buenas. No es habitual, sino todo lo contrario, el hablar siempre mal de los responsables de la lista oficial de ventas en España, pero cuando las cosas se hacen bien, no pasa nada por reconocerlo, ojalá habláramos así siempre y ojalá esto sea un paso en la dirección correcta para más cambios necesarios.

Los dos cambios son la inclusión del streaming de vídeo, es decir YouTube, y el aumento de las certificaciones de 30K a 60K unidades, oro y platino respectivamente. Parece mentira que el fan lleve años demandando ambas cosas, sobre todo los más entendidos, y no sea hasta que ya materialmente no les queda otra, que hagan los cambios.

Vamos pues por partes, certificaciones. Por primera vez desde 2009 las certificaciones pasan a ser el oro de 20K a 30K unidades, y el platino y siguientes, de 40K a 60K unidades, siempre hablamos de canciones que conste, no de álbumes. Como digo el cambio era necesario hace años. Italia que tiene un mercado similar al español, ya introdujo una mejora hace un par de años, al pasar de 25/50 a 35/70, y hace apenas unos días FIMI anunciaba de nuevo una actualización del 50/100.

España debería estar en 40 y 80 respectivamente con el volumen de streaming que tiene, no en vano somos el noveno país en consumo de streaming actualmente. Hay alguno que ya se ha echado las manos a la cabeza, pensando que su artista favorito ya no va a poder conseguir un disco de oro o platino, pero la realidad no es así. En España desgraciadamente las canciones, la mayoría de ellas, solo se certifican estando en listas, pero siguen sumando ventas.

Para que nos hagamos una idea, aproximadamente 230 canciones estando en listas fueron certificadas este 2021 en España, y a fecha 18 de noviembre, última fecha que yo tengo contabilizada, la realidad es que con 20K unidades, más de 400 canciones lo han superado. Por lo que cuando termine las 52 semanas, es probable que estemos en las 500, ya que no es matemático, sino que a medida que pasan las semanas, aumentan esas probabilidades de ser oro al menos.

Es pues un cambio obligatorio y obligado. Desde la introducción oficial del streaming en 2015, las ventas lo único que han hecho ha sido crecer. Promusicae cometió un error tremendo al aumentar el ratio cuando introdujo la diferencia entre premium y freemium, con un ratio imposible para este último. En 2013 y 2014 el ratio de conversión fue de 200, en 2015, 2016 y 2017 de 250 y en 2018 y 2019 una media de 350 incluyendo premium y freemium con distinto ratio.

El problema es que en 2020 se les ocurrió tocar al alza el ratio subiéndolo a 375, cuando lo que tenían que haber hecho era subir las certificaciones, que es lo que hacen ahora, y ajustan con la entrada del vídeo el ratio de nuevo a 350, es decir en palabras que entendamos, el premium que era de 200 se mantiene en 200, y el freemium que era de 2.200, baja a 1.500, que era el que estaba en 2019. Bien, hemos llegado dónde queríamos, solo que 2 años tarde y mal como siempre.

¿Y ahora qué pasa con las certificaciones? Pues nada, es decir, el sentido común. Al pasar de 20 a 30, quiere decir que si una canción tenía 19.999 unidades el 30 de diciembre, mala suerte, no eres oro ahora hasta las 30.000 unidades. Si el 30 de diciembre tenías 20.000 unidades, eres oro y sigues siendo oro, pero ahora para tener el platino necesitarás llegar hasta las 60.000 unidades, y no las 40.000 anteriores.

Es decir, ninguna canción pierde la certificación, y cuando las canciones vayan llegando a 30K, 60K, 120K, etc, serán certificadas con las nuevas cifras. Es obvio que con esto se darán casos de canciones que salgan de lista con 21K unidades siendo oro, y otras se marcharán con 29K sin serlo.

Y un dato más por si no ha quedado claro, cualquier canción que no estando en lista, pero haya pasado de 20 o 40K unidades, y no haya sido certificada nunca, tendrá que obtener 30 o 60 para serlo ahora, en caso obviamente de que la discográfica quiera certificar la canción fuera de lista.

YouTube: Parece mentira que Europa tenga que esperar a que la IFPI diga algo para poder hacer cualquier cambio, cuando por activa y pasiva, ya hemos comentado las enormes deficiencias que tiene este organismo, en teoría, los que manejan la industria musical mundial.

La realidad es que los países anglosajones, que en el fondo son los inventores del rock y el pop, van por libre, y curiosamente les suele ir mejor. Así fueron los primeros en incluir el streaming de audio y el streaming de vídeo. Hablamos por supuesto de USA, UK, Australia, Canadá, y Nueva Zelanda, países serios en lo que se refiere a la música, además de los países a los que les hace la lista Billboard, como es el caso de Argentina.

El que a bombo y platillo Promusicae anuncie, somos el primer país europeo, dicen Unión Europea para dejar fuera a UK (junto a Alemania), en incluir el streaming de vídeo, es una soberana chorrada. En Europa solo hay cinco industrias musicales de verdadero relieve a nivel de cifras, UK, Alemania, Francia, Italia y España. Por lo que realmente y sabiendo que Francia e Italia simplemente lo han retrasado unas semanas, tampoco es para sacar pecho y venirnos arriba.

A priori y por lo que he podido averiguar, el ajuste para la inclusión de YouTube, ya comentamos que las cifras más bajas en el consumo de YouTube se debían a estos ajustes, se ha hecho de manera correcta. No vayan ahora a consumir como locos vídeos, porque no va a cambiar en exceso la película.

La plataforma #1 era Spotify y seguirá siendo Spotify. YouTube aportará sus datos, que serán recortados, quitándole el UGC, es decir el contenido no oficial y el que generan los usuarios, y centrándose en YouTube Music la parte premium, que es como está en USA y UK, estos países además a la parte free le añaden ratios altísimos.

Habrá una parte freemium obviamente, y es la que tiene cualquier usuario estando registrado y consumiendo vídeos pero sin pagar, ese es el registro. Si consumes vídeos sin registro, tus visualizaciones irán al total de la canción, pero se eliminarán de la ecuación. Podríamos decir que es el famoso computable y no computable.

Es decir, el #1 actual de YouTube España es Pelele de Morad, como es además #2 en streaming de audio, miramos las listas de Spotify por ejemplo, la lógica nos dice que tiene que ser el #1 sumando todo.

Obviamente luego entran el contenido generado en YouTube que se cuenta y el que se elimina, y el premium/freemium, que en estos casos de Morad y Rauw Alejandro, Bizarrap y compañía, tiende a ser más free que pre, y que hace que canciones con mucho menos streams sean #1 por mejor consumo pre, como fue Mon Amour Remix, y tienes una lista más o menos muy parecida a la de la semana anterior.

¿Quién sale beneficiado con la inclusión de YouTube? Pues a priori los artistas latinos. Son los que más consumen YouTube, y sus cifras se verán incrementadas, pero no en la forma que pensamos, por lo que hemos explicado del contenido premium y el UGC. Es decir está calibrado y no todo lo que se consume contará.

Y a nivel español artistas como, Morad, Daviles de Novelda, Moncho Chavea, Omar Montes, etc, cuyo consumo siempre está muy arriba en YouTube. También salen muy beneficiados artistas como Rosalía, Aitana, Lola Indigo, Ana Mena y C. Tangana, cuyos vídeos se consumen mucho.

Otro dato importante, es que salvo contadas excepciones y de éxitos muy consolidados, el efecto del streaming de vídeo, suele ser menor en el tiempo al del streaming de audio a nivel cifras. El streaming de audio es mucho más duradero, las canciones se mantienen con descensos moderados en cifras, y muchas semanas en la lista.

El vídeo se consume por lo general las dos o tres primeras semanas, y aunque la canción aparezca en el top 10, las cifras caen con cierta rapidez. Es raro ver canciones en YouTube que superen el año en el top 100, mientras que en audio es bastante más habitual.

Otro dato, es que por ejemplo mientras que el top 100 en audio en consumo suele estar siempre por encima de los 450K/500K streams computables en la suma de todas las plataformas a nivel semanal, el top 100 de YouTube apenas supera las 200K visualizaciones totales y ya hemos dicho que en YouTube no se contará todo el streaming, sino solo el oficial, y el que se consuma estando registrado.

Otra de las cosas que he leído en redes, sobre la preocupación sobre si se ve un vídeo 30 segundos cuenta ya, etc, etc. Esas reglas también se aplican en el streaming de audio, las reglas de los 30 segundos, y del número de veces que un usuario registrado puede consumir un contenido no varía, además el consumo digamos errático, también será penalizado.

Así pues por cerrar, cambios en la dirección correcta y con el paso de las semanas iremos concretando más la manera en la que contabilizan el contenido y ajustándolo a la lista, pero la lista no va a sufrir grandes cambios y Spotify, cómo no, seguirá siendo la referencia más importante, por lo menos en España.