Compositores y editores paralizan la re-edición de No fences

Después de anunciar que habría una nueva versión de Friends in low places, de Garth Brooks, en la que el cantante country colaboraría con George Strait, Florida Georgia Line, Keith Urban y Jason Aldean en la nueva versión, rumores sobre la re-edición de su disco No fences, de 1990, donde aparecía la canción surgieron en las redes.

Sin embargo, ahora todo podría irse al traste por un problema de derechos de las canciones con los editores y compositores de las mismas. Brooks tenía previsto relanzar No fences, en el mes de noviembre. La idea era que alguien comprara 1 millón de discos de la reedición, tipo lo que hizo en 1994 con McDonalds y un recopilatorio suyo. El problema viene, que cuando se precompra un contenido se obtiene a cambio una reducción de lo que hay que pagar de derechos porque se corre un riesgo.

Lógicamente el acuerdo estaba sujeto a llegar a un acuerdo con los editores, algunos de ellos como Sony/ATV Music y Universal han dicho de momento no, a las condiciones de descuento, y eso es lo que ha parado las negociaciones. La famosa claúsula de Most favored nation, es decir todos deben recibir lo mismo, dificulta el hacerlo como quiere el cantante de Oklahoma.

No solo Friends in low places estaría en esa situación, The thunder rolls, y Unanswered Prayers, que fueron singles, y también llegaron al #1 de la lista country, estarían con ese problema por parte de compositores y editores.

Lo que Brooks quiere hacer, es algo que suele hacer con frecuencia desde que hizo el acuerdo con McDonalds, y que tenía una vigencia de 20 años, aliarse con cadenas que le precompran discos y no los vende por el camino tradicional.

Pat Alger, compositor de dos de las canciones del disco original, Brooks co- escribió 4, dice que Brooks ha hecho más que nadie por generar beneficios por esas canciones. Y sigue, en una época en la que vender 50.000 copias impresiona, Garth puede conseguir que alguien pague por 1 millón de copias de ese disco. Alger dice, que desde luego no será él quien ponga problemas.

Durante 2015 No fences ha vendido 4.000 copias del disco, que en su momento vendió más de 20 millones en todo el mundo, 17 de ellos solo en los Estados Unidos. Con lo que Brooks quiere hacer, y con las condiciones actuales, que son de un descuento del 50%, por la precompra de ese millón de copias, eso supondría a los editores y compositores unos 45.000 dólares por canción, pero ahora mismo, dos ellos no quieren ese acuerdo.

Vinilo Negro

Be the first to comment

Leave a Reply