Twisted Sister sí da permiso a Donald Trump

  • 2
  •  
  •  
    2
    Shares

Twisted Sister es una banda de rock americana cuyo único éxito reconocible es We’re not gonna take it. La canción que aparecía en su disco Stay hungry subió hasta el #21 de las listas de singles americanas en 1984. Ahora, esta canción icono de los 80 ha saltado a la palestra, porque es oficialmente la canción de Donald Trump, el candidato presidencial.

La canción que se conoce como la canción de la lucha de Trump, suena después de todas sus apariciones en toda la campaña, que está llevando a cabo en los Estados Unidos. La canción que está sonando desde el verano, ahora ha obtenido el ok de su compositor, el vocalista de Dee Snider, el grupo que ha dado el ok a la utilización de su canción en la campaña.

Al dar el ok, se ha convertido en casi el único artista en darle el ok a Donald Trump. Me llamó y me lo preguntó, lo cual aprecio, le dije mire yo no veo el ojo por ojo en todo, definitivamente hay temas que nos separan, pero pensándolo, volviendo a cuando escribí la canción y sobre lo que es la canción, que es acerca de rebelión, hablando de tu mente y luchando con el sistema, si alguien lo está haciendo, seguro que es él.

Trump y Bernie Sanders son los dos extremos, ellos están levantando el infierno y sacudiéndolo todo, eso es de lo que We’re not gonna take it. Y somos amigos, he estado tiempo con Donald y su familia, y no creo que ninguno de nosotros esperara que nos gustara el otro, pero ya sabes, Donald Trump es un hombre frío. Él es un líder. Cuando esa cámara se enciende, él hace lo suyo. Fuera de cámara es muy autocrítico. Él hace bromas por ser demasiado naranja y sobre su cabello. Snider no siempre ha aprobado a los políticos a utilizar sus canciones, en 2012, denunció el uso de Paul Ryan con el tema We’re not gonna take it.

Vinilo Negro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*