Muere a los 81 años, Robert Stigwood, mánager de los Bee Gees

Ha muerto a los 81 años Robert Stigwood, el que fuera mánager y productor de grupos como Bee Gees, Cream y Andy Gibb. Stigwood fue uno de los productores y empresarios más importantes de la historia de la música. Nacido en Adelaida, Australia un 16 de abril de 1934, fue el que puso a los Bee Gees en el mapa mundial en 1967, cuando llegaron de Australia. Él estaba en el Reino Unido desde 1954 y en los 60, 70 y parte de los 80, dominó como pocos el panorama musical desde su RSO, la Robert Stigwood Organisation, que convirtió en un imperio, detrás del que también se hicieron superproducciones como Saturday Night Fever, Hair, Jesucristo Superstar, Evita o Stayin’ Alive.

Aunque los Bee Gees no llegaron de Australia hasta 1967, Stigwood ya era una figura prominente en la industria británica desde su Robert Stigwood Associates Ltd. Lo primero que hizo Robert Stigwood fue unirse a Joe Meek y John Leyton, y conseguir algunos éxitos en las listas británicas, pero pronto comprendió que no llegaría lejos con ellos y buscó otras cosas. Stigwood hacía frecuentes viajes a los Estados Unidos para conseguir nueva música. Fue el primer productor y mánager que entendió que la discográfica debía tener el control de todo lo que tenía que ver con el negocio, los famosos 360 grados de hoy, agencia, management, producción, publishing y la promoción de los conciertos.

En enero de 1965 promovió una gira con artistas más o menos consagrados como Chuck Berry, The  Five Dimensions, Simon Scott, The Graham Bond Organization, con Jack Bruce y Ginger Baker, Long John Baldry, y The Moody Blues con el guitarrista Mike Patto. La gira no funcionó bien y se vio con deudas, EMI, la discográfica de los Beatles y con quien lanzaba los discos, le ofreció para comprarle la compañía y pagar sus deudas, pero no quiso.

Su estilo de vida y sus continuos altibajos le generaron bastante problemas, pero consiguió salir airoso y terminó en 1966, siendo máanager de los Who y de un nuevo grupo llamado Cream, donde tocaban Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker. De nuevo cogiendo la ola buena, firma el 13 de enero de 1967 un contrato con Brian Epstein para unirse a NEMS Enterprises. Los Beatles ya no hacían giras y Epstein tenía que seguir manteniendo el negocio. Nadie sabe muy bien porqué Epstein se asoció con Stigwood, nadie podía superar en 1967 ser el mánager de los Beatles, pero el caso es que lo hizo.

Epstein se quedó con los Beatles y dejó el resto de los artistas a Stigwood. La muerte de Epstein el 27 de agosto de 1967, propició que Stigwood furndara The Robert Stigwood Organisation, creó la RSO y creó un imperio. Lo primero que hizo fue fichar a unos chicos que habían vuelto a Londres desde Australia, los Bee Gees. Se gastó 50.000 libras en promocionar al grupo en 1967 y acertó. El trío fue la base de su imperio, se quedó también con Eric Clapton, y arrasó.

La RSO fue el sello de mayor éxito en los 70, con los discos de los Bee Gees, Eric Clapton, Yvonne Elliman, Andy Gibb, y las bandas sonoras de Grease, Saturday Night Fever, Fame, Sparkle, The Empire Strikes Back, Return of the Jedi. No había ninguna discográfica como la suya. La distribución de los discos se la hacía primero Atlantic, luego Polydor y luego PolyGram que se la terminó quedando mediados de los 80. Llegaron a tener como sello, un récord de seis #1’s consecutivos en las listas americanas, en semanas correlativas.

En 1980, los Bee Gees casi acaban con el imperio, al reclamarle a Robert más de 200 millones de dólares, en una de las demandas más sonadas de la historia de la música, por no estar contentos con lo que recibían. Se llegó a un acuerdo fuera de los tribunales y el grupo siguió en RSO, hasta la disolución del sello, a mediados de los 80. A mediados de los 80 decidió dejarlo, aunque siguió ligado a la música y los espectáculos. Los Bee Gees y Eric Clapton, los únicos de su imperio que se mantuvieron, ficharon por Warner.

Be the first to comment

Leave a Reply