Frank Sinatra y sus altibajos en Columbia Records (1943-1952)

Un 17 de septiembre de 1952 Frank Sinatra grababa su última sesión en Columbia Records, el tema con el que cerraba esa etapa fue Why Try To Change Me Now, fue grabado en los estudios de Nueva York,  con la orquesta y arreglos de Percy Faith. Sinatra que fichó por Columbia el 1 de junio de 1943 estuvo toda la sesión triste. Repasamos lo que fue esa mítica etapa, con muchos altibajos con los momentos más destacados tras dejar la Orquesta de Tommy Dorsey.

Ya a mediados del 41, Sinatra es el cantante #1 en las votaciones de Billboard y Down Beat, su fenómeno de fans comienza a descolocar a la crítica, que no había vivido nada por el estilo, salvo por actores y actrices, pero no por cantantes. La Sinatramanía comenzó el 30 de diciembre de 1942, esa noche en el Paramount Theatre en Nueva York, el fenómeno fan nació, antes de Elvis, antes de los Beatles, de los grupos de los 60, de las boy band, antes de todos ellos, el primero que conectó con el público, sobre todo femenino, fue Frank Sinatra.

Jack Benny dijo del famoso día del Paramount, que nunca había oído tal estruendo y encima por alguien que él no conocía. Frank Sinatra se convirtió en la primera estrella moderna del pop, un pop que se asentaba y que abandonaría en esa década de los 40 a las big bands, para centrarse en artistas y grupos, como ya lo eran los Ink Spots o las Andrews Sisters o cantantes como Dinah Shore.

Las actuaciones de Sinatra en el Paramount le dieron el apelativo de The voice y sus fans eran los o las Sinatratics. A partir de 1943 se crearon decenas de clubes de Frank Sinatra que lo adoraban como si fuera un Dios. Sinatra se encomendó a Axel Stordhal y firmó con Columbia Records el 1 de junio de 1943, entonces la música en los Estados Unidos estaba en huelga, algo que hoy sería impensable, pero esa huelga que duró hasta 1944, hizo que los artistas y las discográficas, tuvieran que tirar de éxitos antiguos, grabados con anterioridad, es por eso que temas de entonces cuando estaba con Harry James, entraron en listas. Columbia reeditó las canciones y All or nothing at all, una de esas grabaciones fue #2 en las listas.

Columbia explotó al cantante grabando tema tras tema para poder sacar el máximo del filón que tenían, entre otros grabó, You’ll Never Know, Close to You, Sunday, Monday, or Always y People Will Say We’re in Love. En 1943 Sinatra superó en las votaciones de la revista Down Beat a Bing Crosby, Perry Como, Bob Eberly y Dick Haymes, como el cantante más importante.

El cantante hasta tocaba en el Walford Astoria, codeándose con la flor y nata de la sociedad neoyorkina. Por cierto, gracias a su tímpano perforado de nacimiento, no fue a la segunda guerra mundial y el 11 de diciembre de 1943 le declararon no apto. Rumores dicen que Sinatra pagó 40.000 dólares para no tener que ir a la guerra. Pero nunca se probó nada. Sinatra siguió trabajando con Stordhal y publicando single tras single durante los años posteriores.

Durante el 45 y el 46 Sinatra solo cantaba en la radio, grababa canciones y actuaba en el cine, no hacía otra cosa, en esa época ganaba la astronómica cifra de 93.000 dólares a la semana, sí a la semana, es decir ganaba casi 5 millones de dólares al año, de 1946, una auténtica locura. En 1946, Sinatra publicó su primer disco, no single, álbum completo, The voice of Frank Sinatra, consistía en 8 canciones, con los arreglos de Axel Stordahl y fue #1 durante 7 semanas. El disco dos años después sería el primer disco a 33 rpm que publicaría Columbia.

En esos años, la técnica evolucionó y Bing Crosby y Frank Sinatra fueron los grandes beneficiados. La voz íntima de Sinatra, unida a la evolución en las técnicas de grabación hicieron al de New Jersey un estilo único. Los formatos cambiaron y de publicar canciones, se empezó también con la llegada de los discos de 33, a publicar discos completos. Sinatra vendía una media de 10 millones de discos al año.

Durante el rodaje de la película The miracle of the bells de 1948, Sinatra interpretaba a un cura, sin embargo las críticas le llovieron, por sus conexiones con la mafia, la prensa lo asoció con saña y tuvo que donar 100.000 dólares, lo que cobró por la película, a la iglesia. Sin embargo a finales de 1948 su estrella comenzó a declinar y por primera vez salió del top 3 de los mejores vocalistas y en 1949 ni siquiera apareció en la lista. Sinatra publicó sus últimos dos discos para Columbia en 1950, Dedicated to You y Sing and Dance with Frank Sinatra.

La muerte de su representante George Evans en enero de 1950 fue un shock para él, a eso se juntó su affaire con Ava Gardner y el final de su matrimonio con Nancy. A pesar de lo que había ganado, en 1951 Sinatra estaba casi en las últimas y tuvo que pedir 200.000 dólares a Columbia. Sin fortuna en Hollywood, Sinatra se marchó a Las Vegas y fue pionero en cantar en Hoteles y Casinos, aunque entonces la audiencia, la mayoría rancheros, no tenía nada que ver con las de ahora. Hoy en día cantar en Las Vegas, lo que se llama, la residencia de un cantante en un Hotel, Casino, etc, es la última moda, Sinatra fue el primero que lo hizo, aunque las condiciones fueron algunas veces, pésimas. Pero en esas fechas la estrella de Sinatra declinaba, hasta tal punto que en Chicago, en el Chez Paree, de 1.200 personas de capacidad, solo fueron a verlo 150.

Esa cuesta abajo, a pesar de discos de notable talento como If I could write a book de enero de 1952, lo terminó por hundir y MCA canceló su contrato. El 17 de septiembre de 1952 hizo su último tema con Columbia, con la orquesta de Percy Faith. Y quedó libre. Sin embargo todo estaba a punto de cambiar, meses después la llegada de Sinatra a Capitol y trabajar con Nelson Riddle lo cambió todo, fue lo que el artista necesitaba y dejó atrás los malos años en Columbia.

Vinilo Negro

Be the first to comment

Leave a Reply