Fallece a los 73 años el batería más sampleado de la historia, Clyde Stubblefield

Ha fallecido a los 73 años, el batería Clyde Stubblefield, conocido sobre todo por su trabajo con James Brown. Su mujer Jody Hannon contó que Stubblefield, murió de un fallo renal en Madison, Wisconsin. Llevaba más de 10 años con problemas de salud. Tocó con James Brown en temas como Cold Sweat, There Was a Time, I Got The Feelin’, Say It Loud – I’m Black and I’m Proud, Ain’t It Funky Now, Mother Popcorn, Get Up, Get Into It, Get Involved, pero sobre todo en Funky Drummer, su batería en esa canción, según la revista Rolling Stone, ha sido sampleado en más de 1.000 canciones.

Incontables artistas de hip hop lo han sampleado, incluso ha llegado hasta nuestros días. Artistas como Public Enemy con Bright the noise y Fight the power, Run-D.M.C. con Run’s house, N.W.A en Fuck the police, LL Cool J con Mama said knock you out, pero también en temas de Raekwon, Beastie Boys, Prince y por supuesto George Michael.

Clyde Stubblefield nació y creció en Chattanooga, Tennessee, el 18 de abril de 1943 y pronto tomó cuerpo en él, el sentimiento de la música. Gracias a ver a baterías en un desfile, supo que era el instrumento que quería tocar. En los años 60 trabajó con Eddie Kirkland e hizo giras con Otis Redding. Fue en 1965 cuando se unió a la banda de James Brown.

James Brown era de los artistas que quería y utilizaba dos baterías y Clyde compartió protagonismo con John Jabo Starks. Entraron en el grupo solo con semanas de diferencia. Los dos tocaban lo que querían tocar y crearon los sonidos en los que se apoyó buena parte de la carrera de más éxito, de James Brown, creando ritmos, hoy clave en el funk.

Además de con Brown, Clyde tocó con artistas como Bootsy Collins, Maceo Parker o el violinista Randy Sabien. No publicó ningún disco propio hasta 1997, The revenge of the funky drummer. En 2002 publicaría The original funky drummer breeakbeat album. También publicó discos con Jabo Starks como The Funkmasters.

Era muy querido y sus frecuentes problemas de salud desde el 2000, a veces fueron costeados por músicos y organizaciones benéficas. De hecho Prince, que consideraba a Clyde, como el mejor batería de la historia, costeó parte de sus tratamientos, llegando a pagar más de 80.000 dólares en facturas médicas. En 2014 la revista LA Weekly le nombró el segundo mejor batería de la historia. Diciendo de él que uno de los baterías más sampleados de la historia. La revista Rolling Stone lo nombró el sexto mejor de la historia, en 2016.

Clyde Stubblefield falleció el 18 de febrero de 2017, a los 73 años, en Madison, Wisconsin, donde vivía desde 1971.

Be the first to comment

Leave a Reply