Amaia Romero se corona ganadora de Operación Triunfo 2017

Ganó la que tenía que ganar, Amaia Romero se coronó anoche como triunfadora de Operación Triunfo 2017. Ganó aunque no por mucho, un 46% de los votos finales, por encima de la otra favorita Aitana Ocaña, con el 42% y Miriam Rodríguez con el 12%, que fueron las tres finalistas. Por el camino se quedaron Alfred García que fue cuarto con un 8% y Ana Guerra un 7% en la primera ronda de votaciones.

El concurso terminó con un 30,8% de share y 3.925.000 de espectadores, todo un éxito sus mejores cifras y con picos de más del 50% de share. Sin embargo fue la peor gala a nivel técnico, una pena. No empañó el triunfo de Amaia, pero Televisión Española debería mirárselo, que en 2018 David Bisbal no pueda cantar porque se rompa una mesa de sonido, que los concursantes no se oigan entre sí y tampoco pudieran cantar Camina al final, nos hace preguntarnos cómo es posible que todo eso falle, hasta hubo una explosión.

Ya la gala 0 arrancó hace algo más de 3 meses con problemas de sonido, pero es inasumible hoy en día que falle todo eso a la vez. Volviendo al concurso, Amaia ganó porque era la gran favorita desde que interpretara City of stars con Alfred y sobre todo con su demoledora versión de Shake it out. Ganó porque en conjunto fue la mejor, la mejor presencia, la mejor voz y probablemente las mejores actuaciones. Salvo en la gala 0, nunca estuvo nominada y fue tres veces la mejor.

Su actuación de anoche con Miedo de M-Clan fue perfecta, con ella sentada al piano. Venía con formación musical antes de entrar en la Academia, y eso se notó. Ayer Narcís Rebollo, presidente de Universal Music, ya dejó claro que no les va a dejar moverse ni un ápice. Ya la semana que viene cuando vengáis a la discográfica, os diremos lo que hemos pensado para vosotros, dijo en la gala, cuando les entregó el disco platino. Una vez más error de libro, esperemos que puedan decidir qué es lo que quieren hacer y se les escuche, porque en caso contrario vamos a perdernos tres o cuatro artistas en ciernes que han salido de la Academia. Y una de ellas es sin duda Amaia.

Porque además de Amaia, que tiene mucho futuro si no la tuercen, la otra concursante que lo tiene todo para triunfar es Aitana Ocaña. Comenzó insegura, pero a medida que fueron pasando las galas se fue creciendo, una de las concursantes que más cantó en inglés, también lo hizo en la gala final con el Chandelier de Sia. Como siempre le costó empezar pero terminó en alto. Aitana tiene quizás más voz que el resto, es un chorro de voz, pero debe pulir cosas en el directo, tiene que creérselo decían ayer y no les falta razón. Los Javis la adoptaron como su hija, es la más pequeña decían.

Su interpretación de Arde en la gala de Eurovisión, probablemente la mejor de todas las canciones presentadas para nosotros, fue perfecta, pero no pudo ganar a Amaia y Alfred con Tu canción, que será la que nos represente en Eurovisión. Lo malo junto a Ana Guerra es la canción con más streaming actualmente en España. Narcís Rebollo ayer dio cifras, pero no terminó de ajustar ninguna, aunque sí acertó en que Tu canción la semana pasada fue el tema digital más vendido en España. Lo malo lo es en streaming, desde que se lanzó.

Aitana dio guerra hasta el final como lo demuestra el 42% que aglutinó en la última votación y es la que más claro tiene una carrera musical en España, y en el terreno del pop. No confundamos y pensemos que tiene otros registros, su género es el pop.

La tercera en discordia quedó quinta, Ana Guerra no lo bordó con Volver de Gardel, pero por sí sola llena el escenario. Es la que más imagen ahora mismo tiene de todos los concursantes y se la van a rifar para publicar un disco. Miriam Rodríguez pasó a la gran final, algunos daban a Alfred entre los tres primeros, pero hubiera sido injusto. Alfred García es el que peor voz tiene de todos los finalistas y esto es un talent show en el que la voz es quizás lo que más puntos da.

Sin embargo Alfred atesora otros talentos, toca la guitarra, el piano, el trombón, el chico del trombón le decían, y no compone mal. Es un artista para hacer buenas canciones y quizás cantarlas en su tono, un tono del que debe quitar la parte más nasal. Con todo, quizás si termina consiguiendo un contrato, es el que quizá pueda tener una carrera más larga, por todo lo que atesora y porque compone, no tiene que esperar a que otros le ofrezcan canciones, él ya las tiene.

Miriam bastante hizo con llegar a la final, su voz poderosa no brilló del todo con el Invisible de Malú, pero también creció mucho a lo largo de los meses. Es otra voz poderosa, pero que tendrá que seguir puliendo.

Ayer estuvieron en la gala Raphael, que quizás les dio el mejor consejo, que sean ellos mismos, Pablo Alborán, que cantó su último single Prometo, Rosa López, que estuvo en el jurado y David Bisbal, que como ya comentamos no pudo cantar por los problemas técnicos. Sin embargo dio la sensación que pasaban por allí un poco de relleno.

Éxito al final de esta nueva edición de Operación Triunfo, que fue creciendo semana a semana, con un Roberto Leal que también fue creciendo y demostró ser un presentador de lo mejor que hay ahora en televisión. Por supuesto acierto la contratación de los Javis, pero deben corregir muchas cosas para la siguiente edición, que parece cantado que habrá en octubre. Las galas comienzan muy tarde y francamente, ayer a la 1.30 de la madrugada no se sabía quién ganaba todavía, es extender demasiado una gala hasta más allá de las tres horas. No tiene mucho sentido. La audiencia ya la tienen y quizás hubiera sido mejor si empiezan antes. Con todo, repetimos, un éxito.

Be the first to comment

Leave a Reply