Ed Sheeran y Kendrick Lamar, triunfan en los Billboard Music Awards 2018

  • 1
  •  
  •  
    1
    Share

Se entregaron los Billboard Music Awards, y Ed Sheeran y Kendrick Lamar fueron los grandes triunfadores, en unos premios que se entregan por las ventas digitales, streaming, radio y social media, de los artistas en las listas Billboard de marzo de 2017 a marzo de 2018. Las listas pues coinciden mucho con las anuales de la revista con algunos cambios, por no ser de enero a diciembre. Pero salvo algunos premios, si vendes eres nominado y ganas, en caso contrario no. En sí, son los premios más justos desde ese punto de vista de la industria. Y si hubo dos artistas que triunfaron a nivel general en 2017 fueron Ed Sheeran y Kendrick Lamar, que además se repartieron los premios importantes, aunque finalmente el artista del año fue para Sheeran. Lamar se llevó el del álbum.

La canción fue para Despacito, en realidad fue la de Sheeran con Shape of you, sin embargo como la del británico salió en enero, casi tres meses de conteo no le sumaron, con lo que la colaboración entre Luis Fonsi, Daddy Yankee y Justin Bieber fue justa vencedora, 16 semanas estuvieron en la cima de las listas. Bruno Mars, Justin Bieber, Luis Fonsi y Daddy Yankee sumaron 5 premios e Imagine Dragons 4.

Noticias que hemos leído sobre que Taylor Swift y Camila Cabello arrasan en los premios, es no querer entender lo que pasó, Swift se llevó 2 y Camila Cabello uno muy menor. El año que viene es más probable que ganen más o por lo menos opten a más. Los premios con todo benefician a la música de color, por la mayor presencia de los artistas del género del rap o el r&b en el streaming. Pero repetimos, no hay premios más justos.

Hablando de la gala, tristemente los Billboard Music Awards no se libran del casino en el que se han convertido las entregas de premios en los últimos años. Hasta 18 actuaciones tuvo la gala, sí 18, hagan cuenta sobre los cuatro o cinco minutos más o menos en cada actuación, algunas de más duración como la de los medleys de Kelly Clarkson, o el Icon Award merecido a Janet Jackson, y tenemos que prácticamente más de la mitad de la gala y es quedarnos cortos, son actuaciones.

No hay que olvidar que aunque la gala dura 3 horas, los anuncios comerciales dejan un tiempo efectivo que no llega a las 2 horas y media. Solo se entregaron 10 premios en directo, cada año son menos. Visualmente y a nivel de presencia de artistas, los Billboard no tienen nada que envidiar a los Grammy, es más quizás los superen, pero no son ajenos como decimos al casino. La actuación de BTS con Fake love fue un ejemplo de ello. El grupo coreano verdadera sensación en estos momentos por la publicación de su nuevo disco, Love yourself: Her se lanzaron al escenario al ritmo de sus pases de baile y sus espectaculares coreografías, entre un público que chillaba de tal manera, que hacía difícilmente comprensible lo que cantaban, y no por el idioma.

La realización de la NBC fue absolutamente lamentable, mostraron más tiempo al público del evento bailando, haciendo fotos y gritando, que a la propia banda actuando. Pero en el fondo, casi todas las actuaciones fueron así. Público gritón, siempre de pie -dónde han ido a parar las entregas en las que los artistas y los responsables de los sellos disfrutaban sentados de las actuaciones- porque ahora entra mucho público que paga su entrada por asistir en realidad a un concierto. Aplaudían y disfrutan de los artistas, pero siempre de pie, con el móvil en mano y gritando, de verdad que para un artista tiene que ser angustioso.

Los Beatles dejaron de actuar en directo, entre otras cosas, porque no se oían en el escenario del griterío de las fans. Ahora todo son gritos, fotos, bailando sin parar y sobre todo, artistas muy jóvenes, que lideran las redes sociales, que no muchas veces las listas y que ven y asisten a los premios como fans de sus rivales que muchos no lo son. Pero es lo que hay, y hay que evolucionar con ello, es lo que tenemos ahora, vivimos en las era de las redes sociales y el streaming y en una industria musical donde no se venden discos físicos.

Hubo actuaciones espectaculares como la de Jennifer Lopez con Dinero, una canción que no nos dice absolutamente nada, pero con una puesta en escena soberbia. Como la de Ariana Grande con No tears left to cry, nos gusta la canción y nos gusta ella en el escenario. También la Normani con Khalid con Love lies, la ex componente de Fifth Harmony, si acierta con sus primeras canciones en solitario, puede ser mucho mayor su éxito que el de Camila Cabello. Janet Jackson decepcionó en su presentación, pero no por la actuación, que estuvo bien, sino por la elección de las canciones, Nasty, If y Throb, no son precisamente, quizás salvo la primera, de las canciones que uno hubiera esperado en la entrega de un premio a toda una carrera.

Ed Sheeran actuó con Galway girl, en una actuación grabada esa misma noche en el Phoenix Park en Irlanda. Hay que recalcar que los premios comenzaron a las 2 o 3 de la mañana, hora europea.

Lo dicho una entrega de premios más, un casino más, y seguimos prefiriendo de lejos los Brits. Los premios británicos son ejemplares en ese aspecto, buen público, ritmo rápido, actuaciones suficientes, entregas de premios concisas y apenas 2 horas de evento, perfecto. Los Billboard ya no se libran del desbarajuste que son ya los American Music Awards, los MTV o incluso los propios Grammy.

Lista de ganadores completa de los Billboard Music Awards

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*