Promusicae publica por error el PDF con las cifras de ventas de álbumes, y las cifras nos dejan muchas preguntas abiertas

Hoy es uno de esos días que nos encanta nuestro trabajo, porque hoy es uno de esos días en los que Promusicae por error publica alguna lista con cifras de venta, con lo que nos habilita a compartirla, pero sobre todo a analizar hechos, como por qué no se suman viendo las cifras, las dos listas actuales de álbumes.

En España las cifras de venta, tanto en álbumes como en canciones son confidenciales, por eso salvo cuando ellos publican por error el PDF, somos cautos y no solemos desvelar cuando nos dan datos, salvo cuando son de canciones. Al tener nuestra propia lista paralela (Vinilo Top 100) a la de Promusicae, y tener datos, ahí sí contestamos todas las preguntas que nos hacen sobre ventas de canciones.

En álbumes al entrar la parte física, vinilo y CD, es casi imposible saber las cifras reales y más sabiendo las sobre-certificaciones de algunas discográficas. En canciones la certificación es cuando se supera la cifra, no antes, pero en álbumes la discográfica hace lo que le da la gana. Hay que decir que en otros países, las cifras sí son públicas y eso contribuye a que haya menos problemas.

En noviembre de 2017 estuvimos en las oficinas de Promusicae en Madrid. La idea era tratar con ellos diversos puntos, todo relacionado con las listas. No dejamos escapar la posibilidad de preguntarles por la lista de streaming álbumes, que acababan de lanzar y lo hicimos ¿Cuándo tenéis pensado sumar las dos listas de álbumes como en otros países? La respuesta fue desconcertante, Nunca.

Sí, esa fue la respuesta, Nunca. A pesar de la caída en ventas en España, -hoy sabemos de manera pública que se es top 100 con 47 unidades-, no se pensaba sumar las listas. Y eso que por ejemplo en verano se puede ser top 100 con 25. La razón, es que querían seguir teniendo una lista de novedades y luego la de streaming.

Sí amigos, por si no lo sabíais, la lista española de álbumes no es una lista de ventas, es una lista de ventas, pero de álbumes que lleven menos de 3 años en el mercado, es decir de novedades. En el momento de la reunión era de 2 años. Efectivamente no solo no se suman las ventas físicas y digitales al streaming, si se muere un artista importante, nunca veréis sus discos en las listas españolas, porque con seguridad se habrán publicado 3 años antes. Esto solo sucede en España.

No hace mucho años, la lista española funcionaba como las del resto, los discos podían permanecer en la lista las semanas que su venta permitiera, pero se cambió la política a dos años para beneficiar el producto nacional, y que artistas españoles con poca venta pudieran estar en la lista. De otra manera hubiera sido imposible. El año pasado se amplió a 3 años, por temor a tener problemas para contabilizar la lista debido a las escasas ventas.

Ilusos pensamos que con el paso de los meses se darían cuenta que tenían que sumar las ventas, pero no lo han hecho, y no tiene pinta de que lo hagan. ¿Puede una filtración como la del PDF de ventas hacer que cambien de opinión? No necesariamente. Antes se han filtrado los datos y no ha pasado nada, pero ahora hay un componente diferente y que quizás haga que se replanten las cosas.

Y es que gracias a OT 2017, hay un número muy importante de fans, que han crecido con las plataformas digitales, que sabe lo que son los discos de oro y platino, que sabe cómo funcionan los streaming y que ven como en el resto de países se suma y aquí no se hace. Hay una nueva pasión por las listas y la estadística, que antes no había y eso puede ser un primer paso, presionar para que se cambie, sabiendo el número de fans que hay detrás y que pueden perder esa pasión si la lista de álbumes comienza a ser irrelevante.

Estos nuevos fans, traen el componente necesario para el cambio de razonamiento de la industria musical española, porque consumen más streaming, como lo hemos visto con los discos de Aitana, Rosalía, Cepeda, o Alfred García. Es decir, ahora hay artistas que sí pueden ser #1 en streaming álbumes, y por ende en la lista general.

Y esto nos lleva al siguiente punto ¿Y por qué aquí no se suma? Un día escuché que aquí no se hace porque las majors (Universal, Warner y Sony), cuando comenzaron a sumar el streaming a la lista de canciones, comenzaron a darse cuenta que el streaming no beneficiaba a sus grandes artistas, y sí sobre todo a la música latina. Y otro dato vital, muchos de los artistas latinos que dominan en streaming, no están con majors. Si acaso en la distribución, nada más. Y eso es clave.

Pero la llegada de los artistas de OT 2017, todos ellos en Universal, permitió en 2018 volver a tener artistas nacionales en el #1 de canciones y en el top 10 con cierta regularidad.

Los datos están ahí, de 2015 a 2017, solo Enrique Iglesias fue #1 en España en canciones, de hecho en 2017, ningún artista español fue #1 en canciones. Si miramos la lista de streaming álbumes, artistas como Anuel Aa, Ozuna, Bad Bunny y compañía, dominan y dominan semanas en la cima, mientras que artistas que son claramente #1 en España en venta física, como Joaquín Sabina, Manuel Carrasco, Antonio José, Vanesa Martín o Rozalén no lo hacen nunca. Solo Rosalía, C. Tangana, Natos y Waor y algún otro, además del efecto OT 2017, tienen potencial para poder ser #1 y permanecer en listas.

¿Qué significa esto? Que si se suma el streaming, aunque el componente físico va a estar ahí, habría sido por ejemplo casi imposible que Manuel Carrasco hubiera estado 6 semanas #1. De hecho lo más normal es que hubiera estado la mitad de semanas. ¿Habría sido Rayden #1 esta semana con 3.300 unidades o lo habría sido el disco de Eurovisión? Nunca lo sabremos, pero por ejemplo Rosalía en su primera semana hubiera sido #1 directo y fue #2, aunque luego sí llegó al #1.

Y eso es lo que a las majors no les termina de cuadrar. Han perdido la lista de singles y no quieren perder la de álbumes. La promoción que tiene ser #1 te sirve para poder cerrar giras, presencia en medios etc. Si no lo eres, cuesta más.

Esta filtración nos trae además a debate otro punto. Hasta que punto es lícito que una discográfica certifique un disco sin haber alcanzado la cifra. Antiguamente y no solo en España, las certificaciones se otorgaban por discos distribuidos. La aparición de la venta digital lo cambió todo. El acceso semanal que se tiene a las ventas en países como Estados Unidos  o el Reino Unido, propició que las discográficas se adaptaran a los nuevos tiempos. Si cualquiera podía conocer la venta de un disco, ¿cómo vamos a certificarlo si nos quedan 30.000 unidades para llegar?

Esta semana el disco de Dodie ha vendido en UK 6.409 unidades y el de James Blake 6.226. ¿Alguien en UK certificaría ese disco como oro? Teniendo en cuenta que el disco de oro en álbumes en UK son 100.000 unidades. No, nadie lo haría. Future ha sido #1 esta semana en USA con 126.000 unidades, ¿la discográfica certificaría como disco de oro el álbum, sabiendo que no ha llegado al medio millón necesario?, no.

En España al no saber las cifras reales, las discográficas directamente hacen lo que les da la gana, y Universal certifica como triple disco de platino a Manuel Carrasco, aunque en el momento de la certificación el disco solo ha vendido 88.000 unidades. La sobre-certificación despista a los fans y al propio artista, que pierde la noción de lo que realmente ha vendido.

No nos vamos a extender más, para otro capítulo dejaremos otros graves problemas que tienen las listas españolas. Pero esperemos que el colgar por error este PDF haga que Promusicae y las discográficas dejen de vivir en un mundo paralelo, y se den cuenta que, con perdón, esta lista de álbumes que tenemos, no vale una mierda.

Estados Unidos comenzó a sumar el streaming en 2014 y el Reino Unido en 2015, ¿no va siendo hora ya señores de la industria musical española que hagan lo mismo en España? Y sinceramente, si no son capaces de tomar la decisión correcta, busquen consejo.

Un último dato, las listas oficiales en España comenzaron en marzo de 1986 de la mano de Afyve. En 1987 a los lumbreras de la época se les ocurrió lanzar un lista de CDs paralela a la lista de álbumes de vinilo y cassette. No lo hizo ningún país, solo nosotros. La broma duró hasta 1991. De verdad, no tardéis 4 años en hacer el cambio, sabéis que hay que hacerlo, no hay otra solución, hacerlo ya.

No pretendemos ser destructivos, si de verdad hay interés en sumar las dos listas y hay dudas (como están haciendo la lista de streaming álbumes genera muchas dudas, por otro PDF filtrado hace meses), desde aquí, con más de tres décadas de estudio y conocimientos en las listas de todo el mundo y sobre todo en cómo se hacen, les brindamos nuestro apoyo para poder tener la fórmula que mejor se adapte.

Porque si las listas se suman, pero en la de streaming, las discográficas ponen reglas, para beneficiar a ciertos artistas, no habremos ganado nada. No se olviden de una cosa, en el caso digital, las listas son públicas, diarias y con cifras, y si hay cosas raras se vería a la legua.

Be the first to comment

Leave a Reply