‘La Chica de Ayer’ en versión de Alfred García, ‘La Mejor Canción Jamás Cantada’ dentro de la década de los 80

  • 3
  •  
  •  
    3
    Shares

La chica de ayer el clásico de Nacha Pop fue elegida ayer como La mejor canción jamás cantada en nuevo programa de televisión que estrenó La 1 y dentro de la década de los 80. El ganador fue Alfred García que fue el que la cantó.

Su canción fue la elegida por el jurado como una de las tres finalistas junto a Enamorado de la moda juvenil de El Kanka y Bailando de Bebe. Cuando Tony Aguilar, Noemí Galera y Ágatha Ruíz de la Prada eligieron las 3 finalistas, estaba más que claro que el vencedor con el voto del público sería Alfred, que se llevó un 64% de los votos, una enorme cifra para una votación entre tres.

El programa es lo que es, no se puede condensar los años 80, ni ninguna otra década en apenas dos horas. Por lo que no es criticable la poca profundidad de sus reportajes sobre esos 10 años, aunque estaría bien hacer un apartado sobre cómo fue la década a nivel musical en España, más allá de las 10 canciones elegidas.

Sobre las actuaciones, el llevarse la canción a su terreno que hicieron algunos artistas, la realidad es que pese a que el jurado alabó todas las interpretaciones no fue así. Bebe no conectó con Bailando ni Carlos Marco con Salta. Tampoco nos gustó especialmente El Kanka con Enamorado de la moda juvenil y Falete con Un velero llamado libertad. Sí alabamos la intención de cada uno de ellos y de los que prepararon este tipo de versiones, de hacerlas diferentes de la canción original, pero a veces no funciona.

María Villar y Roi Méndez hicieron una versión más cañera de La puerta de Alcalá. En realidad María no podía hacer otra canción siendo uno de los compositores de la canción su padre. María se llevó la canción a su terreno bien secundada por Roi.

Ana Mena sorprendió a quién no la conociera o no la siguiera. Muchos en las redes la descubrieron ahora, pero lo cierto es que Ana ya lleva tiempo en esto y francamente con bastante éxito. No controles no funcionó del todo, por la querencia a hacer un tema mucho más de baile de lo que es, lo que propició que Ana llegara a ciertas partes sin voz, fue algo que se repitió en varias de las canciones. Sin embargo la actuación en conjunto fue de lo mejor.

Efecto Mariposa hizo una versión correcta de Venezia y Funambulista fue de los que más nos gustaron con su Camino Soria. Como él dijo, hay canciones que casi es imposible hacer mal. Ana Guerra con Maquillaje se quedó a medias. Ella no lo hizo mal, pero era un tema para una coreografía mucho mejor de la que tuvo y es algo que a ella le habría beneficiado. Con todo superó la prueba.

Alfred fue el ganador, y fue de los más aplaudidos, en general todos recibieron el cariño del público. Alfred no solo cantó en directo como el resto, sino que además tocó en directo. Algo que le gusta a él y a nosotros, porque supone siempre un plus en cualquier actuación. El cantante se llevó la canción a su terreno e hizo una de las mejores versiones de la noche.

La gala la cerró Famous con el Rock with you de Michael Jackson, que no es de los 80, sino de 1979. Aunque también es verdad que fue #1 en 1980 y actuó fuera de concurso.

El programa contó con personalidades conocidas que hablaron de las canciones como Tomás Fernando Flores, Fernandisco, Manu Guix, Virginia Díaz y otros muchos. Pero francamente no aportaron demasiado más allá de decir que todas habían significado algo en su momento, algo que ya sabíamos y echamos en falta más datos específicos de cada canción. Solo Fernandisco dio algún dato diferente, porque a veces daba la sensación que las respuestas se solapaban.

Lo que sí funcionó fue la parte de Jaime Altozano, por la novedad, pero sobre todo por ayudar a comprender cómo se componían los temas en esa década, lo importante que fueron los sintetizadores, y que lógicamente por tiempo se quedó corto. Cuando luego apareció en el plató tuvo razón al decir que canciones más representativas de los 80 eran No controles y Maquillaje que no solo Bailando, sino las otras dos canciones elegidas, pero ahí tampoco puedes decir mucho, ya que no se trataba de elegir tendencias sino canciones. Pero su aportación fue de lo mejor del programa. Será algo a seguir el resto de décadas.

Independientemente de si alguna canción funcionara mejor o no, que eso siempre muchas veces es completamente interpretativo, el programa no se hizo largo por la curiosidad de ver a artistas nacionales, unos más consagrados que otros, es cierto, llevando canciones que para una gran parte del público eran desconocidas.

Así que el de los 60 que es el siguiente, no nos lo perderemos. A todo esto Roberto Leal como siempre demostró que hoy por hoy, no hay muchos presentadores con la capacidad de llevar una gala de este tipo, que olía por cierto mucho a OT, y no lo decimos por Ana, Maria, Roi y Alfred, sino porque nos recordaba mucho al formato del concurso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*