Fallece a los 50 años el rapero DMX

Fallece DMX
  •  
  •  
  •  

No pudo ser, tras varios días debatiéndose entre la vida y la muerte, fallece DMX a los 50 años.

Finalmente hoy la familia del rapero DMX ha confirmado su muerte tras haber estado durante una semana prácticamente en condiciones críticas tras sufrir un ataque cardíaco. Posiblemente como resultado de una sobredosis.

Aunque las informaciones en las primeras horas fueron confusas y se llegó a decir que respiraba por sí mismo, lo cierto es que desde el 4 de abril DMX estaba en estado vegetativo hasta hoy, 9 de abril, que ha fallecido.

Nacido el 18 de diciembre de 1970 en Mount Vernon, Nueva York, DMX, Dark Man X, fue uno de los raperos más importantes de finales de la década de los 90 y principios de siglo. Su primer trabajo It’s dark and hell is hot en 1998 vendió en su primera semana 251.000 copias en los Estados Unidos, recibiendo el aplauso unánime de la crítica.

Ese mismo 1998 publicaría Flesh of my flesh, blood of my blood que también fue #1 en los Estados Unidos y al año siguiente publicaría …And then there was X, que incluso tuvo mayor éxito, se convirtió en su trabajo más vendido siendo certificado con cinco platinos en los Estados Unidos.

Sus cinco primeros trabajos fueron todos #1 en USA y todos mínimo platino. Sin embargo, a partir de la última década dejó de publicar y su último trabajo Redemption of the beast en 2015, ni siguiera entró en listas.

Paralelamente a su carrera musical tuvo una carrera en el cine, donde recordamos sobre todo Romeo must die con nuestra siempre añorada Aaliyah, pero también participó en películas como Exit wounds junto a Steven Seagal, o Cradle 2 the grave, de nuevo junto a Jet Li. También en Last hour junto a Michael Madsen y David Carradine en 2006.

En septiembre de 2019 había firmado un contrato con Def Jam, volviendo al sello por primera vez desde 2003, pero no llegó a publicar nada.

Además, estuvo en prisión. Apenas con 16 años ingresó por primera vez en un correccional de menores. Tiempo después, ya con éxito musical, siguió con sus problemas con la ley: consumo de drogas, tenencia de armas, conducir sin permiso, evasión de impuestos o violar su condicional, entre otros muchos. Nunca dejó sus problemas con la justicia.

También se las tuvo con Jay Z y Ja Rule, aunque terminó haciendo las paces con todos. Su ingreso en el hospital provocó una ola de simpatía y deseos de recuperación de prácticamente toda la comunidad del hip hop norteamericano, que rezó estos días porque pudiera superarlo.

Hoy temas como Party up (up in here), Slippin’ o What’s my name, estarán en las playlists de todo buen aficionado al hip-hop, no en vano DMX fue durante más de una década, uno de los grandes nombres del género.