Barry Gibb en plena forma, ofrece un vibrante concierto en Glastonbury

En la tarde del domingo le tocó el turno a Barry Gibb para actuar en Glastonbury en el escenario de la Pirámide. Fue la segunda presencia del mítico artista, tras ser invitado especial en la clausura de Coldplay del año pasado. Fue un concierto inolvidable, 75 minutos en los que el veterano artista demostró estar en plena forma. Fue un set list en el que no hubo tiempo para el respiro, hit tras hit, Barry Gibb fue desgranando la música de los Bee Gees, ante una multitud que llenaba el escenario y que estuvo entregada desde el principio.

Sonaron todos los clásicos que dio tiempo, How deep is your love, Night fever, Islands in the stream, Stayin’ alive, You should be dancing, More than a woman, y otros muchos. En un momento de la actuación Barry dedicó Words a las víctimas de Mánchester y Londres. Y cuando el concierto terminaba, la multitud comenzó a corear su nombre, para que se pusiera una chaqueta dorada, aquella mítica chaqueta que usaron los tres hermanos, en los días de la música disco.

La chaqueta finalmente llegó a Barry, que bromeó sobre lo pequeña que era, para finalizar el concierto con Tragedy con la chaqueta puesta, y una multitud entregada a la leyenda.

Fue el preludio de la gran traca final el domingo Glastonbury, con Chic, Biffy Clyro y el cierre de Ed Sheeran a partir de las 9.30 de la noche, hora británica.

El momento de la chaqueta

Dedicatoria a Londres y Mánchester. Words

Stayin’ alive

Medley

How deep is your love

You should be dancing

Be the first to comment

Leave a Reply