Every Rose Has Its Thorn- Poison (1988)

Poison conseguían él éxito más importante de su carrera en singles en los Estados Unidos con Every rose has its thorn, una poderosa balada con tintes de country y blues que llevaron al #1 de las listas, la semana del 24 de diciembre de 1988 y durante 3 semanas. La canción era el tercer single de su segundo trabajo Open up and say…ahh! que llegaría al #2 en las listas americanas de álbumes, vendiendo más de 5 millones de álbumes.

La canción, dentro de ese glam rock, o heavy de peluquería, se enmarcaba en el éxito abrumador a finales de los 80 de grupos como Bon Jovi, Def Leppard, Whitesenake, Aerosmith o Guns N’ Roses.

La canción está considerada como uno de los grandes éxitos de toda la década de los 80 y la consagración como ídolo, aunque tampoco lo necesitaba mucho, de su carismático cantante Bret Michaels, que en el vídeo de la canción aparecía con un sombrero de cowboy. La canción por cierto la escribió el propio Michaels en una lavanderia esperando a que su ropa se secara. Llamó a su novia desde una cabina y oyó de fondo una voz de hombre, lo que le motivó a escribir la canción en su regreso a la lavandería.

Hoy en día a pesar de ser un éxito olvidado por muchos la canción supera los 50 millones de reproducciones en Spotify.

Be the first to comment

Leave a Reply