Warner apelará la sentencia para seguir cobrando por «feliz cumpleaños»

Parece ser que no habrá que cantar victoria, el fallo por el que el Happy birthday to you, podía ser utilizado por todo el mundo, y la decisión de que Warner/Chappell ya no tiene los derechos, va a traer demandas en un sentido y el otro. El 22 de septiembre, el juez de distrito de los Estados Unidos, George H. King, fue noticia en todo el mundo, por determinar que Warner no poseía la licencia. Y que nunca adquirió un derecho de autor, válido para la letra de la canción más popular, del idioma Inglés.

El juez federal se abstuvo de declarar la canción en el dominio público, pero sí dejó claro que la canción no era nadie, y la opinión de la gente, es que los plazos de los derechos de autor, en algunos casos son muy largos, como lo demuestra, el hecho de que hablamos de un tema del siglo 19.

La canción, en teoría, está compuesta por una maestra de escuela, llamada Patty Smith Hill y su hermana Mildred Hill. Si se mantuviera el veredicto, nadie tendrían que pagar por utilizar «feliz cumpleaños» en películas y programas de televisión.

Los demandantes, incluyendo el director Jennifer Nelson – que está haciendo un documental sobre el «feliz cumpleaños» y al que se obligaba a pagar una cuota de licencia de seis cifras – quieren ir más allá y que un tribunal, declare la canción en el dominio público.

Ese juicio podría celebrarse en mayo de 2017, pero antes, el juez tendrá que abordar otras cuestiones como la posibilidad de certificar si Warner/Chappell, debe ser juzgado, por todo el dinero que ha recaudado, en base a las licencias cobradas. Incluso un estudio de 18 meses, por tanto, podría ser una línea de tiempo optimista dado una disputa que podría contener algún potencial Corte Suprema de Estados Unidos.

Pero hay una vuelta de tuerca más, el jueves, Warner/Chappell, comenzó a intentar salvar los derechos de autor del «feliz cumpleaños» al pedir una segunda y una tercera opinión. Warner busca que el juez reconsidere su fallo de septiembre, y como alternativa, ha solicitado permiso para presentar una apelación inmediata.

En su opinión, el mes pasado, el juez decidió que era «poco claro» que Warner tuviera los derechos registrados de 1935. Además, el juez señaló que el registro depositado en la Oficina de Derecho de Autor citó a «Preston Ware Orem«, como el autor, a pesar de que nadie cree Orem hubiera escrito el tema. El juez decidió que el registro era «defectuoso«, que es importante porque un registro generalmente, da derecho a su titular a una presunción de validez del derecho de autor.

Warner/Chappell ha presentado nuevos documentos, y quiere utilizar antecedentes como el famoso caso Napster, para argumentar que un registro defectuoso, no es necesariamente condenatorio. Si Warner lleva esto al Tribunal, esto dará lugar a una revisión significativa, para otros propietarios de derechos de autor, incluyendo los estudios de cine de Hollywood, que se basan en los registros efectuados décadas atrás, cuando el mantenimiento de registros no era tan cuidadosa como lo es hoy.

El fallo del juez se recoge en un documento de 43 páginas, y no es probable que cambie de opinión, ya que tendría que explicar, el porqué del fallo anterior. También se dice que lo que Warner  pretende al presentar una apelación, es alargar el proceso años. Warner pretendía tener el cumpleaños feliz, hasta 2030, por lo que año a año, ingresaban unos 30 millones de dólares al año. Lo cierto, es que este caso, va a hacer, que se reabran otros parecidos, y podríamos asistir en los próximos años, a una revisión importante, de canciones, consideradas «del domino público».

Vinilo Negro

 

Be the first to comment

Leave a Reply